Seguidores

viernes, 17 de abril de 2015

PROYECTO VÍBORA. PARCELA 60. MURAL 64. DANZA MISTICA II.







































Boceto presentado en la primera exposición homenaje al Proyecto Víbora, celebrada en febrero del 2015 en el Escorxador.


Para evitar confusiones, ya que no coincide mi división de los dibujos con el número de las parcelas dadas por el Proyecto Víbora, pongo "mural" en el titulo siempre, salvo en los casos que sepa el número exacto de la “parcela”.

MURAL nº 64.

PARCELA nº 60.

Título:
DANZA MÍSTICA II

Autora:
Carolina Andrada Páez, es ilicitana de la década de los ochenta pero a recorrido mucho mundo, viviendo en Belgica y Alemania cierto tiempo.
Carolina es Licenciada en Bellas Artes y está realizando o  ya ha terminado el Doctorado, pudiéndose afirmar que es una artista de los pinceles y la música, pues tiene una voz preciosa de soprano, según nos cuenta algún admirador de Carolina, sin embargo ella hoy por hoy, pone casi todo su empeño en el arte plástico.

Para saber más sobre esta artista os dejo un enlace:


Participantes:
Leticia Paez, Diana Forner, Jannet Alvarado, Marcos Espinosa, Marcos Espinosa Alvarado, Lluis Umbert, Begoña Candela, Oscar Giner, Vicent Guilló, Pedro Hernández, Nacho Marco, Mada Rico y Benja Parreño.


Obra:
Obra paisajística donde un enorme árbol de hoja caduca cubre el cauce  y cuyas ramas entrelazadas crean bellas islas de colores, en el horizonte un castillo de los muchos que puebla las tierras alicantinas y entre medio esas parejas de bailarinas bailando y unidas a la naturaleza en una sutil danza mística.

Opinión:
Yo siempre diré que cada uno saca unas conclusiones cuando ve una obra artística, ya sea un cuadro, una fotografía, un grabado o una escultura, lo que sea… y esas sensaciones que transmite dicha obra va enmarcada por cosas tan dispares como gustos, conocimientos artísticos, conocer el autor o  su explicación de dicha obra, de ahí que cuando de mi opinión siempre será subjetiva y mía, llena de grandes lagunas o errores pero quiero darla.
En verdad le tengo mucho aprecio a este mural porque fotográficamente me dio varias instantáneas de las que estoy muy contento con su composición.
El título de la obra nos lleva a pensar en una segunda parte que por desgracia desconocía, pero Carolina nos saca dudas:
“…el título Danza Mística II se debe a que en el primer proyecto víbora hace 23 años mi padre participó, él era Jorge Andrada (1945-1995 Argentina), y su mural, en el lugar exacto donde yo pinte el mío, se titulaba "Danza Mística". Como tuve la suerte de poder llevar a cabo mi mural en el mismo lugar donde él había pintado decidí titular así al mío, como homenaje a él y a su pintura.” Sin duda, un bonito detalle tanto de una hija hacia su padre artista, como de la organización de tener esa deferencia.
Un mural colorido, un canto a la vida y de muchas posibles lecturas plásticas y de contenido, donde un árbol desnudo, sus ramas asemeja caminos de la vida que se entrecruzan en muchos momentos de nuestra existencia. Sutilmente vemos un castillo, elemento este, las fortalezas, atractivo para la artista, así como la también ya recurrente inclusión de las bailarinas, tal vez como un recuerdo de la época donde practico ballet y sinónimo estas figuras de la belleza grácil de la danza de las bailarinas que se conjugan, con los movimientos imperceptibles, pero siempre presentes de la naturaleza, creando la artista una instantánea de esa danza mística.
Fijarse en las bailarinas del primer plano que están más cerca del canalón y cuyas manos uno tiene la sensación de que no se apoyan en el árbol, sino que lo saludan, compenetrándose con él.
Tras mi interpretación quiero poneros el significado que da la autora a su pintura para que así podáis apreciar la importancia de conocer lo que el artista nos quiere transmitir y así llegar a comprender e interpretar mejor su obra.
“El tema principal de mi boceto es un árbol, que resulta ser el propio cauce. En un sentido alegórico y onírico "el árbol como vida", como raíz de una ciudad con mucha antigüedad e historia, un tipo de árbol que se asemeja más a los que pueda haber en el río.” A continuación nos habla del castillo incluido en el mural y la importancia que tiene en el conjunto la inclusión de las bailarinas.  “Por eso hay una idea de castillo arriba a la izquierda que representa la "fortaleza", y las figuras danzantes hacen referencia a un pueblo vivo, que vive en comunión con su hábitat. La danza es una metáfora hacia las costumbres de cada lugar, de cada pueblo, en éste caso de Elche, pero no es una representación topográfica ni realista de Elche, sino es casi como si hubiera sido un sueño. La danza que han caracterizado y lo siguen haciendo en cada pueblo, región o lugar del planeta es la forma más ancestral de expresión de una cultura. Y mi padre en la última etapa de su vida plasmó éstas figuras danzantes como rememorando civilizaciones perdidas que en su tiempo rebosaron belleza y sabiduría. Por otro lado mi vida también ha estado ligada a la danza clásica desde pequeña, muchos años de ballet me han hecho comprender mejor el significado del movimiento del cuerpo.”
Solo agradecer a Carolina Andrada el detalle que ha tenido al transmitirnos estas palabras.

Otras imágenes:
Tal vez encuentres este mural desde una vista más elevada o general, donde se aprecie mejor que dibujos le rodean, así como el lugar de este en el cauce, para ello pincha el enlace:
TRAMO 3: Entre el puente de ALTAMIRA y la pasarela del AYUNTAMIENTO.
http://alicantesiempre.blogspot.com.es/2015/02/proyecto-vibora-desde-el-puente.html









El Proyecto Víbora surge en 1991 como un movimiento artístico, cuya su segunda edición se produce en el 2014, caracterizándose por pintar el lecho del rio Vinalopó  a su paso por Elche con más de 160 murales dibujados a lo largo de sus tres kilómetros y medio de cauce, por artista, grafiteros y ciudadanos, unos reconocidos y otros  desconocidos, gente del entorno y algunos venidos de diversas partes del mundo y que entre todos han creado un gigantesco lienzo multicolor, repleto de una gran diversidad de estilos artísticos y cuya continuidad esta prevista en el 2020 con la tercera edición del Proyecto Víbora.

Carolina Andrada junto a su boceto.

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Publicar un comentario