Seguidores

sábado, 18 de abril de 2015

PROYECTO VÍBORA. MURAL 65. UN MAR DE PERSONAS.

Para evitar confusiones, ya que no coincide mi división de los dibujos con el número de las parcelas dadas por el Proyecto Víbora, pongo "mural" en el titulo siempre, salvo en los casos que sepa el número exacto de la “parcela”.

MURAL nº 65.

Título:
Desconocido. Para identificar el mural le puse a la carpeta UN MAR DE PERSONAS.

Autora:
Thomas Kruse

Para saber más sobre este autor danes os dejo un enlace, ya que no he podido conseguir más en buscador de buscadores, tal vez creo que debería decir que este artista ya participo en el primer y mítico Proyecto Víbora del año 1991:


Participantes:
Thomas Kruse, Marta Peris y Espe Sánchez.
Quisiera  hacer un pequeño comentario entorno a una de las participes en esta obra y que también participo en el mural nº 66, hablo de Marta Peris, una ilustradora que intuyo a servido de unión, entre los distintos artistas que en esta zona del rio eran daneses, ya por relación personal, artística o de traducción…y por si acaso os pongo un enlace: http://martaperis.com/

Obra:
Un mural con un mar de tonalidades acuáticas en donde aparecen y toman protagonismo distintos personajes marinos, como una ballena y una sirena, entorno a una barca con dos enamorados.

Opinión:
Yo siempre diré que cada uno saca unas conclusiones cuando ve una obra artística, ya sea un cuadro, una fotografía, un grabado o una escultura, lo que sea… y esas sensaciones que transmite dicha obra va enmarcada por cosas tan dispares como gustos, conocimientos artísticos, conocer el autor o  su explicación de dicha obra, de ahí que cuando de mi opinión siempre será subjetiva y mía, llena de grandes lagunas o errores pero quiero darla.
Tal vez Kruse nos presenta una escena donde la gigantesca ballena deja de tener cualquier parecido con una Moby Dick amenazadora para transformarla, con esa sonrisa, en un animal protector y simpático, pero que para mí representa las grandes dificultades que deben afrontar juntos unos enamorados que navegan sobre una barca dentro del mar mundano, donde una sirena intenta romper ese amor verdadero tentando al marinero con esa pose sensual de la mano en el pecho y que sin embargo resulta indiferente al muchacho, que solo tiene ojos para su media naranja y si por un lado vemos una barca que lleva por sus aguas una pareja de enamorados, por otro vemos por el cielo a estos mismos jóvenes, cuyos espíritus sobrevuelan desnudos, libres de ataduras, pero llenos de amor el uno por el otro y que se entregan por un lado un corazón lleno de infinito e inquebrantable amor y por otro lado una estrella llena de energía inagotable para afrontar los peligros que la vida les someterá.
Quisiera destacar esas tonalidades azules que llenan el muran en distintas tonalidades y líneas, de esas ondas acuáticas que transmiten la ilusión de una superficie marina y que en verdad está formada por cientos de siluetas humanas creadas de distintas formas y estilos por el artista.

Otras imágenes:
Tal vez encuentres este mural desde una vista más elevada o general, donde se aprecie mejor que dibujos le rodean, así como el lugar de este en el cauce, para ello pincha el enlace:
TRAMO 3: Entre el puente de ALTAMIRA y la pasarela del AYUNTAMIENTO.
http://alicantesiempre.blogspot.com.es/2015/02/proyecto-vibora-desde-el-puente.html








En esta escena nocturna intente añadir ondas luminosas para iluminar ese mar pictórico.

El Proyecto Víbora surge en 1991 como un movimiento artístico, cuya su segunda edición se produce en el 2014, caracterizándose por pintar el lecho del rio Vinalopó  a su paso por Elche con más de 160 murales dibujados a lo largo de sus tres kilómetros y medio de cauce, por artista, grafiteros y ciudadanos, unos reconocidos y otros  desconocidos, gente del entorno y algunos venidos de diversas partes del mundo y que entre todos han creado un gigantesco lienzo multicolor, repleto de una gran diversidad de estilos artísticos y cuya continuidad esta prevista en el 2020 con la tercera edición del Proyecto Víbora.

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. Decir que la pintura que parece apagada, sin embargo cuando se moja, vuelve a recuperar su viveza como podréis apreciar con las zonas que aún se mantienen mojadas y las secas no, ya que esa tarde chispeo.

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. Decir que la pintura que parece apagada, sin embargo cuando se moja, vuelve a recuperar su viveza como podréis apreciar con las zonas que aún se mantienen mojadas y las secas no, ya que esa tarde chispeo.

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. Decir que la pintura que parece apagada, sin embargo cuando se moja, vuelve a recuperar su viveza como podréis apreciar con las zonas que aún se mantienen mojadas y las secas no, ya que esa tarde chispeo.

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. Decir que la pintura que parece apagada, sin embargo cuando se moja, vuelve a recuperar su viveza como podréis apreciar con las zonas que aún se mantienen mojadas y las secas no, ya que esa tarde chispeo.

Publicar un comentario