Seguidores

viernes, 10 de abril de 2015

PROYECTO VÍBORA. PARCELA 55. MURAL 57. EL MAR.

Boceto obtenido de la página de Facebook de la autora:
Este boceto pertenece a la época primera del Proyecto Víbora, en que las parcelas de cada artista tenían el doble de las dimensiones actuales, pero nada mejor que leer las palabras de stardixa:
“Como has dicho pertenece a la primera época en la que los murales iban a ser más grandes, por eso también la predisposición es diferente. Al principio íbamos a pintarlo así, de forma que se viera desde lo alto de las laderas, queriendo dar importancia a la sensación de grandiosidad del mar representado en el cabello de la pareja... pero tras descubrir el lugar donde finalmente nos situaríamos, al lado del puente de Altamira, decidimos aprovechar el sitio y pintarlo de forma diferente, de manera que se viera mejor desde el puente.”

Boceto presentado en la primera exposición homenaje al Proyecto Víbora, celebrada en febrero del 2015 en el Escorxador. 

Para evitar confusiones, ya que no coincide mi división de los dibujos con el número de las parcelas dadas por el Proyecto Víbora, pongo "mural" en el titulo siempre, salvo en los casos que sepa el número exacto de la “parcela”.

MURAL nº 57.

PARCELA nº 55.

Título:
EL MAR.

Autora:
Isabel Belmonte Sánchez.
Isabel Belmonte es ilicitana de la década de los ochenta y tiene como nombre artístico “stardixa”.
Desde bien pequeña le ha gustado dibujar a todas horas y sus mejores amigos siempre han sido el bolígrafo y un papel. Con el tiempo ha decidido que eso es lo que le gusta y quiere ser.
Aparte de la ilustración, ama al arte en general, la música y el cine en concreto, además de ser aficionada a la fotografía y todo ello sin olvidar su otra gran pasión, los animales.
Para saber más sobre esta artista os dejo unos enlaces:
https://vimeo.com/103163521  Video del Proyecto Víbora.


Participantes:
Irene Belmonte, José Antonio González, Laura Martinez, Aurora Orts, Agustina Piaggio, Isabel Sánchez y Nuria Torras.

Obra:
La obra que nos muestra Isabel es el resultado de la unión de dos ilustraciones previas que título “El y el mar” correspondiente al hombre y “Ella y la mar” correspondiente a la mujer y que nuestra artista ha sabido llevar a buen puerto, la ejecución de estas ilustraciones a un tamaño mucho mayor que los originales y que se complementan perfectamente con y en el cauce.

Opinión:
Yo siempre diré que cada uno saca unas conclusiones cuando ve una obra artística, ya sea un cuadro, una fotografía, un grabado o una escultura, lo que sea… y esas sensaciones que transmite dicha obra va enmarcada por cosas tan dispares como gustos, conocimientos artísticos, conocer el autor o  su explicación de dicha obra, de ahí que cuando de mi opinión siempre será subjetiva y mía, llena de grandes lagunas o errores pero quiero darla.
Una muestra de lo exigente que es Isabel con su trabajo, son estas palabras escritas por ella: “Ha sido un trabajo duro y quizás el resultado no ha sido el que esperábamos…” cosa con la que ni yo estoy de acuerdo, ni creo que la mayoría de aquellos que han visualizado su mural en el cauce. De hecho, la composición final ha mejorado con respecto al boceto original en que el mural a dibujar se planteaba con unas medidas mayores y no es que fuera mala la idea de surgir las dos figuras desde el  cauce del rió, si no que del modo final en que se han dibujado,  mirándose, se complementan de mil maravillas.
Sin embargo lo mejor para saber algo sobre una obra es preguntárselo a la creadora, Isabel Belmonte, que amablemente nos ha contestado sus intenciones:
“Las ilustraciones las hice unos meses antes de saber de este proyecto, y cuando me enteré, pensé que podrían quedar bien en el cauce y decidí enviarlas como boceto. Con estas dos ilustraciones he querido representar la unión entre dos personas que, a pesar de los problemas que les rodean, de la distancia y de cualquier barrera, el amor, la esperanza entre ellos sigue presente, se mantiene como el barco representado navegando sobre la barba del hombre y sale a flote como el delfín que nada en el cabello de la mujer. Ambos están unidos por el cabello que a la vez es el mar, inmenso y lleno de desafíos, como puede ser la vida; con buenos momentos, pero también baches. Aunque están separados por el río, sus miradas están conectadas, siguen unidos.”
“Aunque no se llevó a cabo, a punto de finalizar el mural, se pensó en añadir un par de frases pertenecientes a la canción "Ain't no mountain high enough", que en parte inspiraron la creación de las ilustraciones, concretamente las frases "Ain't no river wide enough" en el lado del hombre, y "to keep me from getting to you" en el de la mujer.”- tal vez, sea esta la causa de no estar ella plenamente satisfecha con el resultado, ya que las frases de la canción: “No hay rió lo suficientemente ancho…” (En la parte del hombre) y “…para impedir que yo llegue a ti.” (En la parte de la mujer) sin duda, hubiera sido la guinda final a este bonito mural.
Pido perdón en mi traducción chabacana por ordenador, pero creía que debía ponerlo para aquellos que no supieran como yo, el significado.

Otras imágenes:
Tal vez encuentres este mural desde una vista más elevada o general, donde se aprecie mejor que dibujos le rodean, así como el lugar de este en el cauce si pinchas en este enlace:
TRAMO 2: Entre el puente del FERROCARRIL y el puente ALTAMIRA.



El Proyecto Víbora surge en 1991 como un movimiento artístico, cuya su segunda edición se produce en el 2014, caracterizándose por pintar el lecho del rio Vinalopó  a su paso por Elche con más de 160 murales dibujados a lo largo de sus tres kilómetros y medio de cauce, por artista, grafiteros y ciudadanos, unos reconocidos y otros  desconocidos, gente del entorno y algunos venidos de diversas partes del mundo y que entre todos han creado un gigantesco lienzo multicolor, repleto de una gran diversidad de estilos artísticos y cuya continuidad esta prevista en el 2020 con la tercera edición del Proyecto Víbora.

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después. 

Publicar un comentario