Seguidores

lunes, 16 de marzo de 2015

PROYECTO VÍBORA. MURAL 32. PICUDO CONTRA PALMERA.

Para evitar confusiones, ya que no coincide mi división de los dibujos con el número de las parcelas dadas por el Proyecto Víbora, pongo "mural" en el titulo siempre, salvo en los casos que sepa el número exacto de la “parcela”.

MURAL nº 32.

Título:
Desconocido. Para identificar el mural le puse a la carpeta PICUDO CONTRA PALMERA.

Autor:
Desconocido.

Participantes:
Desconocidos.

Obra:
Un mural, en que los creadores o creador, han querido guardar la estética de una pantalla del videojuego de combate más famoso de la historia, “Street Fighter”.
Los personajes sencillos pero bien caracterizados, donde la palmera tiene mayor numero de detalles que la humanizan frente a su contrincante que los tiene en menor medida.

Opinión:
Yo siempre diré que cada uno saca unas conclusiones cuando ve una obra artística, ya sea un cuadro, una fotografía, un grabado o una escultura, lo que sea… y esas sensaciones que transmite dicha obra va enmarcada por cosas tan dispares como gustos, conocimientos artísticos, conocer el autor o  su explicación de dicha obra, de ahí que cuando de mi opinión siempre será subjetiva y mía, llena de grandes lagunas o errores pero quiero darla.
Genial ideal de mostrarnos una pantalla del legendario juego de videoconsolas “Street Fighter” que fue creado en 1987 por la empresa japonesa Capcom y aunque alcanzo cierto éxito, no es hasta su segunda entrega Street Fighter II, en 1991, cuando se produce un boom de los juegos de lucha en la máquinas recreativas y su posterior adaptación a las videoconsolas caseras, (os recuerdo que en aquella época aun no existía la PlayStation, ya que esta vio la luz en 1994) alcanzando ventas millonarias en todo el mundo.
Los creadores nos muestra una adaptación de la estética y de los personajes de este videojuego, incluyendo un picudo con guantes que está recibiendo una buena paliza, dado el ojo hinchado que tiene y el estado de su barra de energía, obsérvese una mancha de rojo a modo de sangre que hay debajo de las letras “Fight”, mientras que la palmera se encuentra representada al otro lado del canalón, llena de confianza, sonriente y envuelta en trazos de energía, típicos de este juego cuando hacías un combo especial que te otorgaba fuerza, resistencia o un ataque espectacular. Si a eso le unimos que la palmera tiene un mayor  antropomorfismo que el picudo, al salirle brazos con bíceps musculosos, unos pendientes con los dátiles y las hojas de palmeras recogidas como si de pelo largo fuera con una cinta en la frente para que este no le moleste, ni le caiga sudor.
Supongo que la intención a sido siempre que la palmera pareciera más simpática que el picudo que no solo es rival de la palmera sino de todos los ilicitanos.

Otras imágenes:
Tal vez encuentres este mural desde una vista más elevada o general, donde se aprecie mejor que dibujos le rodean, así como el lugar de este en el cauce, para ello pincha el enlace:
TRAMO 1: Entre el puente del BIMILENARIO y el puente del FERROCARRIL.





El Proyecto Víbora surge en 1991 como un movimiento artístico, cuya su segunda edición se produce en el 2014, caracterizándose por pintar el lecho del rio Vinalopó  a su paso por Elche con más de 160 murales dibujados a lo largo de sus tres kilómetros y medio de cauce, por artista, grafiteros y ciudadanos, unos reconocidos y otros  desconocidos, gente del entorno y algunos venidos de diversas partes del mundo y que entre todos han creado un gigantesco lienzo multicolor, repleto de una gran diversidad de estilos artísticos y cuya continuidad esta prevista en el 2020 con la tercera edición del Proyecto Víbora.

Publicar un comentario