Seguidores

viernes, 29 de mayo de 2015

PROYECTO VÍBORA. PARCELA 99. MURAL 106. LA PASIVIDAD ANTE LA GUERRA.

Boceto presentado en la primera exposición homenaje al Proyecto Víbora, celebrada en febrero del 2015 en el Escorxador. Curiosamente el cuadro está colocado al revés o esa es la sensación debido a las letras.

Para evitar confusiones, ya que no coincide mi división de los dibujos con el número de las parcelas dadas por el Proyecto Víbora, pongo "mural" en el titulo siempre, salvo en los casos que sepa el número exacto de la “parcela”.

MURAL nº 106.

PARCELA nº 99.

Título:
LA PASIVIDAD ANTE LA GUERRA.

Autor:
Sabela Reig.


Participantes:
Noemi López, Irene López Sáez, Carmen Sofia Linares Leon, Adrián López y Irene Serrano.


Obra:
Obra con un trazo sencillo para transmitir un mensaje directo y que sin embargo puede pasar desapercibido.

Opinión:
Yo siempre diré que cada uno saca unas conclusiones cuando ve una obra artística, ya sea un cuadro, una fotografía, un grabado o una escultura, lo que sea… y esas sensaciones que transmite dicha obra va enmarcada por cosas tan dispares como gustos, conocimientos artísticos, conocer el autor o  su explicación de dicha obra, de ahí que cuando de mi opinión siempre será subjetiva y mía, llena de grandes lagunas o errores pero quiero darla.
Resulta curioso que nadie corrigiera y se diera cuenta del error producido al montar el boceto al revés en la primera exposición sobre el Proyecto Víbora en el Escorxador, ya que confundierón las raíces del dibujo con un árbol y no apreciar que las letras “Stop Wars” (Parar la guerra), estaban al reves y es que si le das la vuelta al cuadro todo tiene sentido y de hecho esto será lo que les pasara a más de uno cuando paseen por el cauce del río y vean este mural, siendo la apreciación de él, diferente según en el lado en que se encuentre el paseante, si ven la imagen al revés creerán estar ante un árbol rosado sin hojas que se eleva hasta una nube de huellas, mientras que en el otro lado vera la silueta de una ciudad en negro, con una serie de trazas geométricas que forman una combinación modernista donde se aprecia dos palabras casi universales pero al revés (nuestro cerebro solo aprecia la posición errónea de la letras y no de  todo el mural) que casi todo el mundo puede entender las palabras inglesas por las señales de tráfico o la multitud de películas que llevan ese nombre guerrero.
Sin embargo aquel que pasee por el lado correcto, vera al otro lado del canalón, en la zona más alejada, una seta atómica, esa típica forma de nube que se forma tras la explosión de una bomba atómica ocupando un cielo roto por esa hecatombe como un cristal y que lo pinta la artista en colores negro y azules inquietantes, mientras que en la zona más cercana, (donde vivimos) ya que lo malo sucede lejos de nosotros, al otro lado del canalón… unas raíces se hunde en la tierra, como escondiéndose de lo que sucede, siendo las huellas dejadas una representación  de la zona de confort en la que nos movemos las personas libres de la crueldad de la guerra y que miramos hacia otro lado y no nos atrevemos a dar unos pasos para parar esos conflictos que por decenas asolan muchas regiones del planeta.

Mural visto al revés.

Otras imágenes:
Tal vez encuentres este mural desde una vista más elevada o general, donde se aprecie mejor que dibujos le rodean, así como el lugar de este en el cauce, para ello pincha el enlace:
TRAMO 6: Entre el puente SANTA TERESA y la pasarela del RAVAL.

El Proyecto Víbora surge en 1991 como un movimiento artístico, cuya su segunda edición se produce en el 2014, caracterizándose por pintar el lecho del rio Vinalopó  a su paso por Elche con más de 160 murales dibujados a lo largo de sus tres kilómetros y medio de cauce, por artista, grafiteros y ciudadanos, unos reconocidos y otros  desconocidos, gente del entorno y algunos venidos de diversas partes del mundo y que entre todos han creado un gigantesco lienzo multicolor, repleto de una gran diversidad de estilos artísticos y cuya continuidad esta prevista en el 2020 con la tercera edición del Proyecto Víbora.


Mural visto desde el lado adecuado.

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después

Foto realizada 22 de marzo del 2015, siete meses después

Publicar un comentario