Seguidores

viernes, 30 de enero de 2015

PROYECTO VÍBORA 1.

Creo que es justo que retrocedamos en el tiempo y hablemos del primer Proyecto Víbora,  que da nombre a esta segunda parte y a las próximas que esperemos vendrán.
Empecemos nuestra historia en mayo 1990, año donde nace esta bella idea de pintar el cauce del rio Vinalopó a su paso por Elx, aunque curiosamente este proyecto artístico surge muy lejos del rio que finalmente lo acogerá y de España, ya que sus primeros esbozos se fraguan tomando unas cervezas en una terraza de Copenhague (Dinamarca). El por qué sucede esto en un país tan lejano como Dinamarca, se debe a la buena relación que había surgido haya por 1988, en Nicaragua, al conocerse los componentes ilicitano de Esbart Zero, integrado por Andreu Castillejos, Juan Llorens y Casto Mendiola, con el grupo danes Kunst for livet (Arte por la Vida) y  que les llevaría posteriormente a reunirse en Copenhague, en mayo de 1990, para realizar un trabajo conjunto con el grupo danés, es durante esta estancia en la capital danesa cuando surge la semilla del Proyecto Víbora.
Un año después, en 1991 del 2 al 12 de agosto comienza a pintarse el Proyecto Víbora, con unas dimensiones más reducidas que el actual pero que para entonces eran colosales y únicas, mil doscientos metros de largo por catorce de ancho (1200 m x 14 m), más de 15.000 metros cuadrados  y que les llevaría a inscribirlo en el “Libro Guinness de los Récords” como el mural más grande del mundo, abarcando sus dibujos desde el Puente del Ferrocarril hasta la Pasarela del pintor Vicent Albarranch.
Se eligió para este proyecto los colores bases del rojo, el amarillo y el negro  por ser pertenecientes a una serpiente muy venenosa el “coralillo” y así darle un toque crítico, a una obra por encima de todo artística.
Algunos de los artistas locales que participaron en esta obra fueron:
Toni Lopez, Juan Llorens, Andreu Castillejo, Sixto Marco (el del huevo con hormigas) el cual volvió a participar en el Proyecto Víbora II y plasmar hormigas en su mural.
Como anécdota o curiosidad comentar que algunos de los integrantes de aquella Víbora pensaron en la perpetuidad del Proyecto.
“Y quedamos en que, de vez en cuando, le pegaríamos una manecita. Como a los toros de Osborne.”

P.D.
Cualquier participante en el Proyecto Víbora que pueda decirme el nombre de las parcelas que vaya mostrando en este blog, se lo agradecería mucho, así como el autor o autores y si hubo colaboradores, del mismo modo aunque sé que es pedir mucho agradecería cualquier imagen del boceto y fotografía de los artistas para incluirla con mis fotos en cada parcela para así darle más profundidad al contenido que subo.
Gracias.

Publicar un comentario