Seguidores

sábado, 28 de febrero de 2015

PROYECTO VÍBORA. MURAL 16. PLANETA DESANGRÁNDOSE.

Para evitar confusiones, ya que no coincide mi división de los dibujos con el número de las parcelas dadas por el Proyecto Víbora, pongo "mural" en el titulo siempre, salvo en los casos que sepa el número exacto de la “parcela”.

MURAL nº 16.

Título:
PLANETA DESANGRÁNDOSE.

Autor:
Desconocido.


Participantes:
Desconocidos. Andrés, Farero…

Obra:
Podemos ver un mural que ocupa  toda la parcela a un lado y otro del cauce, siguiendo una vez más, la presentación de dos extremos confrontados, separados por el río en donde vemos un mundo bajo el sol manchado y en otro lado un mundo bajo la luna con sus zonas iluminadas y que se desangra. A nivel de mensaje, creo que es muy efectivo, el mural ha sabido sintetizar y elegir los elementos más representativos de aquello que quiere transmitir, otra cosa es el nivel de calidad del dibujo que es muy simple, salvo el trabajado marco que le rodea y que sin duda debe haber requerido un considerable tiempo, aunque creo que no estará suficientemente valorado por aquellos que vean este mural, al fijarse su mirada en la escena central.

Opinión:
Yo siempre diré que cada uno saca unas conclusiones cuando ve una obra artística, ya sea un cuadro, una fotografía, un grabado o una escultura, lo que sea… y esas sensaciones que transmite dicha obra va enmarcada por cosas tan dispares como gustos, conocimientos artísticos, conocer el autor o  su explicación de dicha obra, de ahí que cuando de mi opinión siempre será subjetiva y mía, llena de grandes lagunas o errores pero quiero darla.
Sin duda estamos ante una alegoría ecologista, sobre cómo estamos destruyendo el mundo con la contaminación por un lado, mostrada en el lado diurno que deja resbalar una mancha negra (posiblemente petróleo), mientras que vemos un lado nocturno lleno de contaminación lumínica, debido a un gasto desorbitado e innecesario de energía eléctrica como lo demuestra ese enchufe por el que se desangra el planeta… los excesos que agotan un planeta y una contaminación cada vez mayor, desaparecen por un desagüe ficticio y que es el mismo planeta que de momento aguanta como puede, lo que le hacen, entre medio logramos ver un girasol, en lugar de una palmera, cuyo tallo nace en Elche tal vez, un intento de ser o alcanzar ser, un ejemplo de una protección eficaz de la naturaleza y de un equilibrio que se debe buscar por el bien de todos.
Por cierto en el girasol hay algo escrito, pero no soy capaz de apreciarlo.


Otras imágenes:
Tal vez encuentres este mural desde una vista más elevada o general, donde se aprecie mejor que dibujos le rodean, así como el lugar de este en el cauce, para ello pincha el enlace:
TRAMO 1: Entre el puente del BIMILENARIO y el puente del FERROCARRIL.



El Proyecto Víbora surge en 1991 como un movimiento artístico, cuya su segunda edición se produce en el 2014, caracterizándose por pintar el lecho del rio Vinalopó  a su paso por Elche con más de 160 murales dibujados a lo largo de sus tres kilómetros y medio de cauce, por artista, grafiteros y ciudadanos, unos reconocidos y otros  desconocidos, gente del entorno y algunos venidos de diversas partes del mundo y que entre todos han creado un gigantesco lienzo multicolor, repleto de una gran diversidad de estilos artísticos y cuya continuidad esta prevista en el 2020 con la tercera edición del Proyecto Víbora.

Publicar un comentario