Seguidores

viernes, 1 de mayo de 2009

TAILANDIA 6: GASTRONOMIA.


Puesto en mercadillo que vende huevos de distintos insectos (huevos de hormiga en este caso).

L
a cocina tailandesa mezcla cinco sabores fundamentales: dulce, picante, agrio, amargo y salado. A la mayoría de los Tailandeses les gusta la comida muy picante, y cuando digo muy picante no es broma. Algunos ingredientes comunes utilizados en la cocina tailandesa incluyen el ajo, ajíes, hierba de limón y salsa de pescado. La comida básica en Tailandia es el arroz, el cual está en casi todas las comidas. Hay de varios tipos: jazmín, medio y pegajoso el cual es el típico del norte, con un mayor nivel calórico por lo que deben comer la mitad que las dosis normales.

Plato de degustación para turistas occidentales.
P
ero curiosamente, lo que siempre nos llega de estos viajes a países orientales son sus tapas o comida residual, a base de hormigas, escorpiones, orugas, saltamontes, etc. Fritos, asados o rebozados son plato que un@ no debe dejar de probar, de hecho los insectos son ricos en proteínas y su alimentación con ellos podría solucionar el hambre en algunos países.
Escorpiones listos para comer, el de la esquina derecha de abajo tenia el tamaño de una cigala.

Estos son lo famosos chulos tailandeses, que son un tipo de cucaracha de arrozal muy fuerte en sabor, que suelen comer fritos o mezclados con pasta de chile, que contiene un alto grado de picor.

Siempre nos llama la atención lo diferente, otra cosa es si luego seremos capaces de comerlo o no, en este caso se nos presenta serpiente (cobra) troceada y ratón de campo.

Whisky de serpiente, típica en los pueblos fronterizos del vecino país de Laos donde la bebida nacional es la famosa “Lao Beer”, también monopolio del Estado pero con tecnología, ni más ni menos, danesa. Como la gente del campo no tiene para comprar cerveza, hacen el “lao lao” (también conocido como “Lao Whisky”), que no es otra cosa que un licor de arroz donde ocasionalmente ponen serpientes, lagartos o escorpiones para darle más propiedades nutritivas. El “lao lao” no es una bebida de degustación, para saborearla despacio, si no todo lo contrario, todo el mundo lo bebe de un solo golpe, como si fuera un chupito y aguantando la respiración hasta un minuto después de tragarlo. Toda una experiencia.
Publicar un comentario