Seguidores

jueves, 14 de noviembre de 2013

INVITACIÓN A LA INAUGURACIÓN. 3 VISTAHERMOSA 50.

EL TARJETÓN.

Clínica Vistahermosa S.A. [Sociedad Anónima, es decir, de varios accionistas]
tiene el honor [Orgullo] de invitar a Vd. [Usted] al acto de bendición [Ritual cristiano para pedir la protección divina a favor de las persona que trabajan-ran, enfermos y al mismo edificio]  e inauguración de su Centro Médico-Quirúrgico, que se celebrará (D.m.) [Dios mediante], el próximo domingo, día 10 a las 7 de la tarde.
Alicante, Noviembre de 1963.”

Hoy hemos sacado del baúl de los recuerdos el tarjetón que se utilizo para invitar a trabajadores, médicos y autoridades a la inauguración de la Clínica Vistahermosa, cuyo texto he vuelto a escribir pero añadiendo el significado entre corchetes a ciertas palabras o abreviaciones no tan frecuentes hoy en día.
De entrada, como podéis ver, la inauguración “oficial” de la Clínica Vistahermosa se produce el día 10 de Noviembre de 1963 a las 19 horas, hecho que algunos ignoran, sin embargo lo que me llama la atención, es que cincuenta años después, vuelve a coincidir que el aniversario y el origen sea en un domingo, curioso, curioso.
Ahora quisiera primero entrar en un pequeño análisis, nada profesional por cierto, de lo que nos dice el escrito de la tarjeta y al final imaginar cómo se redactaría esta tarjeta en la actualidad.
Tras una primera lectura rápida, enseguida somos conscientes de que es un texto muy formal y en cierta medida recargado, a pesar de su aparente brevedad ya que apenas tiene cinco líneas, de hecho casi parece un Tuit.
Lo siguiente que llama mi atención es que se presenta la Clínica como un “Centro Médico-Quirúrgico” cuando hasta hace poco, estuvo registrada como “Clínica Vistahermosa S.A. Materno-Infantil”.
Puede que actualmente extrañe el uso de lenguaje religioso que se observa en este texto pero hay que tener en cuenta la vinculación  del Centro Sanitario desde su inicio con la congregación  Siervas de Jesús, así como el contexto histórico existente en 1963, donde la iglesia era muy influyente, de hecho se escribe primero “bendición” antes que “inauguración”, como si fuera punto indispensable y primario la bendición de las instalaciones para poder llevarse a cabo la inauguración, hecho este que queda recalcado con la abreviación de D.m., Dios mediante, es decir, si Dios quiere, ya que nuestras acciones están en manos del supremo por mucho que creamos ser los que manejamos nuestras vidas.
Era la época de los relojes mecánicos, con manecillas, ya que no sería hasta la década de los 70 cuando se inicia y populariza los relojes digitales, de ahí que la hora sea las 7 de la tarde y no las 19 horas, ya que este último modo, era un término prácticamente desconocido entre la sociedad española por entonces.
Por último destacar el buen uso del anagrama que identifico a la Clínica Vistahermosa durante muchísimo años, donde se observa una escena de quirófano, la cual en esta ocasión se sitúa como una marca de agua en el centro del texto sin que ello merme su lectura.
Tras esta interpretación mía sobre el tarjetón, quisiera crear un tarjetón ficticio, como si la inauguración sucediera en la actualidad en pleno siglo XXI y cuyo texto presumiblemente sería el siguiente:

“ASISA en su busca de la mejor Salud para Todos, se complace en invitarle al acto y ágape de inauguración de las nuevas instalaciones a la vanguardia sanitaria con que cuenta la nueva
Clínica Vistahermosa S.A.
Acontecimiento que celebraremos, el próximo lunes, día 10 de Noviembre a las 13’00 horas.”

En esta ficticia tarjeta se haría clara referencia al actual dueño de la empresa “Asisa” ya que en un mercado tan competitivo no se puede desaprovechar asociar la compañía  a su ampliación de recursos sanitarios.
Por otro lado cualquier palabra o vestigio religioso habría desaparecido del texto, dada la tendencia lógica del siglo XXI, aunque en esto me podría equivocar ya que nunca la Clínica Vistahermosa a derivado hacia ser un centro completamente laico, pues mantiene en sus instalaciones actuales una capilla.
En cuanto al texto de “las nuevas instalaciones a la vanguardia sanitaria” sin duda no faltaría este o uno parecido, dado que hoy en día, hay que hacer hincapié en que lo nuevo es súper nuevo, aunque sea una redundancia, pero las técnicas publicitarias suelen pecar de ser machaconas.
Se cambia el orden y se sustituye  “bendición” dentro de los actos de inauguración por una palabra como “ágape”, “lunch”, “coctel” o cualquier otra palabra igual de esnob.
Otro de los cambios que sufriría este acto seria el desplazamiento de la celebración del Domingo a cualquier día de la semana, dado que la mayoría de las autoridades, son políticos y tienen que cumplir con la conciliación familiar, como van a venir un domingo, lo mejor es en un día laborable que estar en el despacho es muy aburrido. Independientemente la cohorte de asistente del siglo XXI será más grande que la de los 60, ahora tenemos un mayor número de chupópteros que viven de la apariencia y no se pierden ningún acto donde puedan lucirse en la tele, la prensa e internet.
Por último y no menos importante, veríamos que el anagrama ha desaparecido, en lugar de modernizarlo como mucho, han decidido eliminarlo simplemente, en este sentido la Clínica Vistahermosa ha perdido su sello de identidad.
Podría imaginar algún tipo de tarjeta más desenfadado o coloquial pero no tendría sentido, ya que después de todo estamos hablando de un centro que cuida la salud de muchísimas personas y dicho lenguaje no sería apropiado.

Publicar un comentario