Seguidores

sábado, 12 de septiembre de 2009

ESPERA, QUE HAY MAS.



Aquí vemos a nuestro conocido “samaritano” que aparentemente ayuda a las victimas de la lluvia de cubos, sin que estas se den cuentan de que solamente intenta controlarlas, para evitar que escapen de lo que les viene encima.


Este chico ha lanzado perfectamente en parábola el agua…



que da de lleno.



Pero algo encierra esa sonrisa enigmática.



Pues si, que aun queda más agua en el cubo.


- Yo me voy, pero espera que hay más. – Parece pensar el chaval mientras se aleja.



Y así es. “Yo te bautizo…”.
Publicar un comentario