Seguidores

miércoles, 30 de septiembre de 2009

AMANECE SOBRE LA ALBUFERETA CHISPEANDO.


Son las siete y media de la mañana del día 29, tras las ultimas fuertes lluvias que cayeron ayer sobre la ciudad y pertrechado con el tripode, paro de vuelta a casa para realizar estas fotos mientras chispea, espero que os gusten.




Resulta curioso que hasta el periódico información compare las lluvias caídas el pasado lunes 28 con la gota fría de 1997 con titulares tan inútiles como llamativos de cara a la galería, del tipo: “La gota fría más fuerte desde 1997 obliga a rescatar a diez personas y corta carreteras”.
Afirmaciones estas sin sentido, dado que las lluvias caídas hasta ahora suman solo 129 litros acumulados en Alicante, a fecha del mediodía del 29, cuando en la gota fría de 1997 se recogió 270 litro solo por la mañana, de los cuales 156 litros en tan solo una hora, es decir más del doble que las de ahora.
Si con menos de la mitad de la cantidad de agua caída en 1997 hemos padecido, cortes, inundaciones de calles y garajes, así como cortes de diversas carreteras, figuraros las consecuencias de esos 270 litros:
Caos.
A
nte un fenómeno de la madre de la naturaleza de esa magnitud, como mínimo solo hay que desear que los daños sean materiales en la ciudad y no humanos.
Ya que los primeros se darán, aunque en menor medida que en las primeras riadas gracias a las infraestructuras realizadas, esa es la teoría, pero haberlos los habrá, pues la ciudad ha crecido mucho desde entonces y se ha construido en zonas que en las anteriores riadas no existían, como las del campo de golf, que con cuatro gotas se encharcan, tal vez por eso se llamaba esa zona “EL Pantanet”, digo yo.












Amanece sobre las ocho y el tiempo sigue dejando caer agua de forma suave, es hora de retirarse ya.
Publicar un comentario