Seguidores

sábado, 13 de junio de 2009

PREGÓN HOGUERAS 2009, POR REMIGIO SOLER.


Tras la ofrenda a los foguers partieron desde la Casa de la Festa las autoridades, Bellezas y el pregonero Remigio Soler, precedidos por la música de la dolçaina y el tabalet, junto a la colla de los gigantes y cabezudos - nanos i gegants, los cuales llegaban a la plaza de ayuntamiento de Alicante, ya de noche y cerrando el desfile se encontraba la Banda Sinfónica Municipal.
Mientras, la plaza había empezado a llenarse con gente de las hogueras, con sus camisetas iguales de las distintas comisiones, deseosas de que se diera el pistoletazo de salida a las fiestas de las Hogueras de San Juan – Fogueres de Sant Joan de Interés Turístico Internacional.

La alcaldesa, Sonia Castedo, abrió el acto presentando al pregonero como alicantino de Benalúa y artista foguerer.
Remigio Soler leyó el pregón, rodeado por la Belleza de Foc, Miriam Toré, la Belleza Infantil Cristina Rodríguez, sus Damas, la alcaldesa Sonia Castedo y otras autoridades
Queridos amigos, dejaros llevar por la magia de la noche de San Juan para que sintáis, como yo siento, este amor por la Fiesta y por Alicante". Como no he podido conseguir el texto integro del pregón, pasó a poneros algunos fragmentos extraídos de la prensa alicantina.
El pregonero que se inició en la construcción de monumentos fogueriles haya en los años 50, se remontó a sus recuerdos de juventud y a sus primeros pasos en este oficio maravilloso. "Fue en la calle Guardiola del barrio de Benalúa donde empecé a vivir la Fiesta con una ilusión tremenda. Empecé en mi propia calle, como un vecino más que ayudaba en la decoración (...) Pero cuando admiraba los monumentos sentía que me faltaba como artista alicantino una nueva experiencia, construir una foguera. Y en 1959 planté, en el distrito de San Fernando Lonja, mi primera hoguera". Según recordó, la posibilidad de crear inmensas obras de arte le atrajo muchísimo, y le llevo a renunciar otros trabajos, por crear "monumentos que me permitían total libertad en la creatividad. Y esto también les ha ocurrido a otros artistas alicantinos". De este modo siguió en el oficio hasta 1976, cuando plantó su última hoguera, además en su barrio, Benalúa. Confesó que ahora, cuando llega el día de la plantà, siente la misma emoción, "y me entregaría en cuerpo y alma con el mismo entusiasmo de entonces". "Y cuando estamos fuera de nuestra terreta añoramos su mar, su luz, su color, nos damos cuenta de cuánto la amamos", por lo que quiso mandar un recuerdo a todos los alicantinos que no podrán estar en la ciudad durante las fiestas pero que "con certeza las llevan en el corazón". Una añoranza que, recordó, experimentó él mismo cuando viviendo en Barcelona por motivos de trabajo "contemplé, en la noche de San Juan, las hogueras que allí se hacían y cómo la gente disfrutaba de ellas".
El artista alicantino rindió homenaje a cuantos se sacrifican por ellas los 365 días. "Foguerers, barraquers, pirotécnicos, artistas, belleas...A todos aquellos que, con ilusión, se entregan a lo largo del año y hacen lo posible y más para que las Hogueras sean sin igual". "Los alicantinos convertimos la noche de San Juan, la más corta del año, en la más larga. La singularidad y el misticismo especial que la rodean hacen que toda persona que vive de cerca la Fiesta quede vinculada a ella para siempre".
Con un "¡Vivan las Hogueras de San Juan!", "¡Visca Alacant, la millor terreta del mon!" concluyó el pregonero, entre aplausos y vítores, mientras la Banda Sinfónica Municipal interpretaba "A la llum de les Fogueres" a continuación felicito a todos por el inicio de nuestra fiesta, pues, Alicante está contenta por la música, el olor a pólvora, los pasacalles, el compañerismo, así como, deseó suerte a los artistas que en pocos días llenarán las calles de luz y color con la plantà de las hogueras. Como colofón la Banda Sinfónica Municipal toco el himno de Alicante a la vez que se lanzaba un Castillo de Fuegos.
Publicar un comentario