Seguidores

viernes, 27 de julio de 2012

BALANCE DE UN AÑO DE REFLEX DIGITAL.

Toma realizada en abril de los Moros y Cristianos de San Vicente del 2012.




El pasado 1 de Julio cumplí un año con la reflex Nikon D7000 y con más de 25.975 disparos tirados, siendo esta cifra solo de las tomas descargadas, ya que no se cuentan las tomas borradas antes en la misma cámara.


¿Muchos disparos? No creo.


Todas esa imágenes están repartidas en 119 carpetas, lo que equivale a una media de hacer fotos cada tres días, eso también puede parecer a simple vista demasiado, pero si en verdad, algo te gusta, siempre estas deseando hacer ese algo, tengas sueño, estés cansado o te venga mal, a mi me da risa aquellos que dicen que le gusta la fotografía y no salen de casa con la cámara porque pesa o porque sino como van a disfrutar de tal o cual evento, yo amo (tal vez exagero, pero queda bien o no) la fotografía y disfruto más de cualquier acto simplemente haciendo fotos, porque el placer de fotografiar va más allá de cuando apretas el disparador, continua después mientras repasas los resultados y sigue mientras piensas que es lo que hice mal o lo que no hice.


En esto de la fotografía, como cualquier otra afición hay que dedicarle tiempo para mejorarla y para ello debes darle prioridad sobre otras cosas.


Y aun así, a pesar de estar fotografiando desde hace muchos años, aun tengo que aprender mucho más, siempre tengo la sensación de que nunca es bastante.


En cuanto a resultados, sin dudarlo, de esas veinticinco mil fotos solo son dignas de salvarse quinientas como mucho, es decir un 2% y tal vez, a lo mejor con un poco de suerte, solo cincuenta sean fotos de esas que nunca me canso de verlas.


De momento tengo una cámara que me llena, un objetivo todoterreno que sin ser una maravilla cumple honestamente, me falta el flash externo, lo cual no me preocupa, antes tengo en mente y la hucha llenándose de dinerito para un macro 105 mm y un angular 10-24 mm, el orden tal vez sea ese, pero como aun falta mucho tiempo hasta que alcance a tener uno de ellos entre mis manos, intento mientras llega el momento, no calentarme demasiado la cabeza.


Este año ha sido principalmente de aprendizaje, de conocernos y de momento creo que ya somos amigos, la cámara y yo.


Aparte de la macrofotografía, por fin he podido dedicarle tiempo a una de mis asignatura pendiente: la fotografía nocturna o mejor dicho, la de larga exposición y con ella los añadidos de luz, era algo que siempre me ha atraído y ahora por fin puedo bucear libremente por la oscuridad buscando rastros de luz, sin la ataduras de la era analógica y mi época compacta.


En este año gracias al “Foro Nikonista” en su apartado de Nocturnas he podido conocer grandes fotógrafos de esta técnica, perdonar que no os nombre, pues no quiero dejarme a ninguno en el tintero.


Después también descubrí “Nocturna en Acción” pagina que ha ido creciendo maravillosamente y en donde hay lugar para gente de toda España. Siendo el Grupo de Alicante lo que me atrajo principalmente por su numero, la calidad de sus componentes y sus kedadas abiertas (algo en lo que fallan otros lugares en los que solo se juntan los amigos), si señor, las kedadas une a fotógrafos con distintos conocimientos, con sus encuentros para hacer fotografías de esto o de aquello, convirtiéndose en el lugar propicio para crear amistades, intercambiar ideas y de progresar.


Un sitio de fotografía esta vivo cuando hay movimiento y participación, si no al final muere, sin embargo, yo por mi trabajo, familia y mil circunstancias aun no he podido disfrutar de ninguna de esas kedadas, pero ya conozco unos cuantos de sus miembros personalmente mientras que otros incluso ya creo conocerlos debido a lo que me gusta comentar y no solo mirar, mientras que otros como los moderadores me conocen de la lata que doy a los pobres con sugerencias varias.


Y como no, hacer mención a un grupo de compañeros de trabajo que participan y quieren participar en mis salidas nocturnas, con o sin cámara y aunque no he podido contar con todos, ni a menudo, agradezco su apoyo y ganas de venir a disfrutar de la noche.


A nivel de este blog, aquí sigo luchando, por estar y mostrar un poco de lo que hago y de lo que ocurre a mi ardedor con mayor o menor fortuna. Como destacable solo referirme del cambio introducido por Google y que permite ver las fotos en un mayor tamaño fácilmente, lo cual facilita su visión a quien lo sigue, además de hacerlo, creo, más atractivo.


En fin, no quiero despedirme en este recordatorio breve del año fotográfico transcurrido, sin pedir perdón a todo aquel que haya podido haber ofendido con mis fotos o mis escritos, ya que al igual que internet hace fácil unir a la gente, también puede provoca malas interpretaciones o el realizar comentarios que en presencia física no diríamos en voz alta, tal vez como mucho, solo lo pensaríamos, pero que delante de la pantalla del ordenador todo se diluye y parece no importar mucho teclear eso que deberíamos callarnos por prudencia o simplemente por educación.


Gracias por aguantarme.





Publicar un comentario