Seguidores

domingo, 11 de junio de 2017

HOGUERAS SAN JUAN 2017. DESFILE DEL NINOT. PROLOGO.

Ya estamos entrando en Hogueras, el próximo fin de semana sera su puesta en marcha definitiva, pero ayer sábado se celebro el "Desfile del Ninot", un acto que me encanta por su colorido y espontaneidad.
A partir de ahora seguiré o intentare seguir el orden cronológico con que voy subiendo habitualmente las fotos, pero añadiendo entremedio las fotos de estos días de fiesta en Alicante.
Os preguntareis que narices es la primera foto... y es que en fotografía, mucha gente aboga por salir ha fotografiar con una idea fija en la cabeza, fotos en blanco y negro, retratos, callejeras, detalles... en cambio yo soy partidario de ir con la mente abierta y el ojo atento, por ello esta fue la primera foto que hice esa tarde.

El Desfile del Ninot esta lleno de contrastes, algunos sutiles y otros fácilmente apreciables.

Tengo que reconocer que toda la vida he criticado y sigo criticando, esas fotos raras que muchos consagrados y no tanto, exponen y muestran como lo más de lo más... sin embargo, no se si estoy madurando con el tiempo o atontandome cuando catalogo esta foto como la mejor toma del día del Desfile del Ninot, queda un poco raro decirlo, pero me podría haber ido a casa perfectamente tras esta foto, faltaba unos minutos para comenzar el desfile a las 20 horas...si bien es verdad que uno insiste por si consigue algo más, ademas de no fiarte al cien por cien con lo que ves en la pantallita de la cámara.
Esta foto, esta realizada de la forma que más me gusta fotografiar, disparar sin avisar, siendo ignorante el sujeto de que los estas inmortalizando, aunque eso no siempre ocurre y cuando te pillan te encuentras con dos opciones:
1) Pasan a posar, lo cual también tiene su juego fotográfico.
2) Huyen de la cámara, girándose o interponiendo algo entremedio, como ocurre en este caso, donde la chica puso las manos... enmarcando con esos guantes negros un ojo que destaca entre el colorido que le rodea.
Fue una tarde-noche muy calurosa y nada mejor para aliviarse que tener unas buenas alas que agitar.

Al igual que por excelencia, prima las fotografías individuales y los retratos en primeros planos, también hubo momentos para capturar a grandes grupos.

El desfile empieza demasiado tarde para mi gusto fotográfico, a las 20 horas, si bien es verdad que hace demasiado calor y a esa hora la temperatura es más llevadera.

Cuando cae la noche o casi, ya no puedes disparar a pelo, aunque estés tirando hasta 800 ISO; a partir de entonces tienes que sacar el flash y con ello pierdes espontaneidad, anticipación al no ver bien y no poder prever, ya que las calles alrededor de la salida del desfile tiene una iluminación muy escasa, si a eso le unes el usar el flash de forma manual la cosa parece complicarse, pero últimamente comienzo ya adaptarme y estar mentalizado, que unas saldrán bien, otras intentare salvarlas con la edición, mientras que muchas terminaran en la basura y es que cuando disparas en digital, todo parece más fácil, ya que no tienes topes de foto (si tienes tarjetas de reserva), sin embargo uno debe exigirse cada vez que sale a fotografiar, no disparar a la ligera y posteriormente ser inmisericordioso con las fotos que no valen y no te dicen nada, al final debe quedar las mejores, salvo que puedan tener un valor documental.

Publicar un comentario