Seguidores

jueves, 24 de septiembre de 2015

BENIDORM PRIDE 2015. PLUMAS Y COLOR A GOGO.

Espero que nadie me tome a mal el titulo, pero el desfile Pride de Benidorm NO me defraudo en cuanto a que yo lo comparo al que se celebra en Alicante por el Orgullo, Benidorm aun tiene mucho recorrido que hacer para ser un foco de atracción importante este evento, pero todo es empezar y se nota la participación de gentes de otros lares que se apuntan a mostrar sin miedo  la alegría y un colorido que alguno le puede resultar exótico.

Siempre he pensado si debia separarse en dos desfiles los actos del día del Orgullo en Alicante, por un lado, uno de carácter reivindicativo social, donde los distintos colectivos se manifiestan por hacer saber al resto de la sociedad (que ya debería saberlo) la problemática más acuciante ese año en nuestro país, así como revindicar el respeto por este colectivo en otros países. Y otro día,  celebrar un desfile colorido, alegre y festivo, donde mostrar y buscar la integración de toda la ciudadanía en su celebración como modo de romper barreras, perder miedos y eliminar perjuicios.

Al solo conocer el Día del Orgullo de Alicante, siempre he pensado que se mezclaba demasiado esta dos facetas, la reivindicativa y la festiva, pero tras conocer "Benidorm Pride" he de reconocer que aparentemente el de Benidorm tiene un carácter marcadamente festivo, frente al de Alicante.

Si en próximos "Benidorm Pride" puedo acompañarlos en su recorrido hasta el final tal vez pueda hacerme una idea más completa y veraz sobre este evento, este año 2015, solo he estado en la zona de salida y aquí tenéis una muestra de ello.


Un procesado forzado...





La verdad es que el evento daba mucho margen visual, por el colorido, exotismo y por los detalles para quien tuviera ojos y no se dejara llevar por el conjunto.







No todas las cinturas dan tanto juego, pero esta toma, como veis se encuentra llena de detalles y de triángulos visuales.







Este dimoni (demonio) rojo se encontraba sobre la parte final de un camión de gran tamaño que tuvo que realizar varias maniobras hacia atrás para poder encarar la playa de Levante, mientras esto ocurria nuestro demonio se asomaba a veces a mirar por un lateral, lo cual visualmente me gusto, pero para ello tuve que estar andando detrás del camión con un ojo en el demonio por si se asomaba, otro en el camión y la oreja tiesa por si los policías que dirigía la maniobra me mandaba a tomar vientos (cosa que yo hubiera hecho), al terminar la maniobras había conseguido varias tomas de las cuales os dejo esta.


Publicar un comentario