Seguidores

viernes, 20 de mayo de 2011

DEMOCRACIA REAL YA EN ALICANTE.


ACAMPADA EN ALICANTE.
¡FUENTEOVEJUNA, TODOS A UNA!
SPANISH REVOLUTION
¡DEMOCRACIA REAL YA!
PLATAFORMA 15-M, TOMA LA CALLE.
Por fin la sociedad española se lanza a la calle, sin la tenaza de jefes visibles de un color que les manda hacer unas cosas, mientras que los otros jefes visibles de otro color manda a su rebaño que no participe, sin importar si esta bien o mal.
Somos un pueblo poco reivindicativo, sumiso y sin fe en la clase política (solo se acuerda de nosotros en elecciones), que diría usted de unos padres (los políticos) que no cuidaran por el bienestar de sus hijos (los ciudadanos) y que siempre estuvieran discutiendo y haciéndose la contra, en lugar de consensuar y hacer las cosas juntos por el bien de la familia (el Pueblo), seguro que la justicia (si la hubiera) le quitaría la patria potestad.
Sin duda esto, es un movimiento que va a recibir el apoyo del 90 % o más de la población, siempre y cuando no se desmadren. Esta claro que en sus inicios ha sido como una bola de nieve que rueda colina abajo y aun no ha llegado al fondo, crece y crece sin parar, aunando todo tipo de ciudadanos, lo cual es bueno, siempre que las ideas extremas no lleguen a controlar esa masa humana. Nunca hay que olvidar el respeto hacia el prójimo, (Gandhi) sin que ello signifique ceder ni un paso en tus ideales de cambiar las cosas, ya que en verdad algo falla en nuestro país y si me apuras en el mundo entero, pero primero deberemos arreglar nuestra casa y luego ya veremos.
Una vez pasadas las elecciones es el momento de aglutinar esas ideas sensatas que se están oyendo y viendo en las plazas de toda España, hace falta crear un manuscrito que se recopile todos esos anhelos en varias categorías, todo no se puede conseguir de golpe: Metas a conseguir a corto plazo (menos de un año), Propuestas de cambio a medio plazo (entre uno y tres años) y Deseos a cumplir a largo plazo (sin fecha), en este ultimo apartado deben ir las ideas más utópicas o aquellas que no afectan solo a un pueblo sino a muchos pueblos o al mundo entero.
Si se consigue crear una amalgama compacta y duradera de gente de todo tipo y condición, que busque un bien general por encima del ideario político, religioso o social, normalmente demasiado rígido, tal vez consigamos cambiar el mundo o que el espiritu de este movimiento no muera.
A continuación os pongo el manifiesto que lanzo en su día “Democracia Real Ya” por si no lo conoceis.

Este es el manifiesto hecho público por Democracia Real, Ya:
Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean.
Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie.
Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:
• Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.
• Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.
• El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.
• La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.
• El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.
• La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.
• Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.
• Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.
• Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.
http://www.pateandopiedras.com/2011/05/democracia-real-ya-manifiesto/

Desde que el ser humano forma comunidades sociales, siempre se ha puesto en manos de unos dirigentes que les representan y gobiernan, de una forma libre o impuesta, lo cual no ha impedido que de vez en cuando parte o el conjunto de una sociedad determinada se lance a la calle descontenta por situaciones relacionadas con libertad, trabajo, corrupción, etc.
Lo que históricamente han sido hechos aislados en el tiempo, actualmente, gracias a un mundo globalizado, a la existencia de móviles y a la red de redes, cualquier convocatoria atractiva para muchos, ya sea festiva o reivindicativa, consigue un amplio eco y alcanza a miles de personas rápidamente. Sin embargo, lo curioso es que por fin, una convocatoria reivindicativa haya tenido una respuesta tan plural.
Publicar un comentario