Seguidores

miércoles, 5 de octubre de 2016

DISNEYLAND PARIS 2016. CONSEJOS Y COMENTARIOS.

Después de diez años he vuelto a Disneyland Paris, por el camino se ha caído la denominación de Eurodisney y si hace años me llamo la atención ver a la gendarmería y a militares patrullando en el aeropuerto y en el Disney Village metralletas en mano, ahora la seguridad es exagerada, para algunos, pero ello transmite la sensación de falsa seguridad al turista (ya que la seguridad total no existe), lo cual es muy importante ya que debido a los acontecimientos terroristas que van acumulando, Paris ha perdido su hegemonía como capital del turismo y veremos si no le pasa factura al mundo Disney francés también.

Las fotos nocturnas que veis fueron realizadas, mientras la familia dormía en una miniescapada y con un minitripode. Aparentemente os he repetido la foto del Hotel New Port, con la salvedad que esta lleva insertado un clipart vectorial de los muchos que realice hace diez años para decorar las fotos que ponía en los álbumes digitales que hice con Hoffman, ya que en aquella época la edición de los albúmenes estaba en pañales y no había cliparts que insertar, ni mascara, ni numeración de páginas. Ahora diez años después he aprovechado algunos de ellos.

Lo primero sería decir y debía haberlo dicho nada más bajar del avión en Alicante (España)  en junio, que ni se os ocurra ir en este 2016 a Disneyland Paris, esperaros al año que viene, 2017, que celebran su 25 aniversario, ya que están remozando todo el parque y los hoteles Disney, según ellos para mejor.

Empecemos por los Hoteles, el Hotel Disney que te permite el acceso al mismo parque desde el hotel es sin duda la joya de la corona y por ello sus precios se disparan para la mayoría de los mortales, pero si haces un esfuerzo te recomendaría que entre el hotel Newport (estilo marinero) y el New York (estilo modernista) que tienen la misma categoría, te cogieras el de la gran manzana ya que esta cerquísima de todo y al mismo precio que el otro, por contra el Sequoia (estilo leñadores) está a mitad de lago pero es más oscuro y categoría inferior, si tu bolsillo no te lo permite aún quedan más hoteles Disney como el Santa Fe y el del Oeste, pero que no te vendan la moto y te digan que hay autobuses gratuitos, ya que pasan con cierto tiempo y en horas puntas es difícil sentarse, si no es subir, además de tener un recorrido más largo que lo que tardas andando en llega a cualquier de los tres hoteles del lago.


Nosotros hemos repetido en NewPort y esta vez hemos descubierto lo grande que es este hotel, ya que tardábamos casi lo mismo del parque al hotel, que del hotel a la habitación y para el colmo por el camino han dado una vuelta de tuerca para que consumamos más y nos han quitado la mini nevera de la habitación, pasando a dejarnos en su lugar una cubitera y un máquina expendedora de cubitos de hielo en cada planta del hotel.

Pobre de ti si madrugas y antes de la hora de tu desayuno quieres tomarte algo, porque el bar no abre hasta las diez  y no hay máquinas expendedoras, si a eso le añadimos que la tienda de recuerdos del hotel también la estaban reformando, que quieres que os diga más puntos negativos.

Por cierto si viajas a Paris intenta coger vuelos que te lleven lo antes posible a Paris, porque el camino se hace largo hasta el hotel según el tráfico que haya y si llegas pronto puedes dejar las maletas en el Hotel y empezar a disfrutar del parque hasta que te asignen la habitación. Y por eso mismo, coge el vuelo que salga más tarde el día que te vayas, para así poder disfrutar algo más en tu último día del parque, dado que para volver te suelen recoger en el hotel entre cuatro y cinco horas antes del vuelo de salida.

Si eres algo claustrofóbico, grande o gordo, intenta coger las dos primeras filas de asientos de delante o pregunta en tu agencia o aerolíneas, seguramente te cobraran algo más, pero si puedes, vale la pena, cada vez los espacios son más reducidos y nosotros en el vuelo de vuelta nos separaron a los tres, pero en el embarque de Paris lo comente y nos reasignaron ( se ve que los tenían vacíos) a unos de esos asientos con más separación con respecto a los de delante y en verdad se nota.

Si vas con niños, siempre guarda un trozo de pan del desayuno o comida, para alimentar la fauna del lago alrededor de los hoteles Disney, donde encontraras gorriones, patos y gigantescos peces, que se convertirán en la obsesión de los peques y con ellos perderán todo el tiempo del mundo, mientras que les queden comida que dar.

Por cierto, pegado al Disney Village se encuentra en la orilla del lago un aerostático fijo que sube y baja siempre que lo permite el tiempo, el cual, lo impide muchas veces a lo largo del día, pero que puede ser una opción muy interesante para ver y obtener instantáneas desde las alturas si no padeces de vértigo.


Disney Village es un complemento tanto para los que vamos al parque como para los franceses que se quieren dar una vuelta por el mundo Disney. Sin duda lo más conocido es el espectáculo del oeste, con Bufalo Bill y el Café Mickey, restaurante siempre saturado debido a la presencia de la mayoría de los principales personajes Disney durante la comida de los comensales y que niñ@ no quiere fotografiarse con ellos. Aunque siempre nos quedara el McDonal con unos precios mucho más contenidos que cualquier otro sitio del Village o los parques.







En cuanto a las comidas aconsejo pedir el pack del menú completo, pero ojo, no hace falta pedir los dos más caros, con que te entre los bufets y la mayoría de los hoteles tienes de sobra y más si tu gente es especial en comer, ya que con los bufets siempre comen, sea de una cosa o de otra. Estos packs, además te saldrá más barato las comida, eso sí, lo antes posible y desde tu casa reserva en los distintos sitios donde quieras comer o cenar o te encontraras comiendo a las 12’30h. y cenando a las 17’30 h como nos ocurrió con el café Mickey que solo tenían hueco a esa hora, por no haber reservado desde casa y hacerlo allí mismo desde el hotel.

Por cierto las botellas pequeñas se pueden rellenar en todos los aseos ya que tienen unas fuentes, donde la gente aprovecha para ello y el agua esta buena.

Mencionar que hace diez años fuimos en Agosto y nos hizo mucho peor tiempo, tanto de frescor, como de lluvias frecuentes todos los días, cosas que esta vez temía fuera peor por ser época de Mayo y Junio de lluvias, cosa que no ha ocurrido por suerte solo chispeándonos algún ratito y lloviendo de madrugada, lo cual nos ha permitido disfrutar mejor de la estancia.









Si bien es verdad que cuando formalizas el viaje, te sale escrito todas las atracciones que permanecen cerradas a lo largo del año por reformas y las fechas de ello, ya que unas se abren y otras se cierran en distinta época, sin embargo no eres capaz de apreciar el verdadero alcance de ello, me explico, hace diez años el parque era deficitario, ahora no, es decir recibe mucha más gente y eso se nota, si a eso le unes que entre un diez y quince por cien del parque permanece cerrado por reformas, más las atracciones que se estropean y quedan fuera de servicio durante cierto tiempo, que puede ser poco o mucho, te encuentras que para subir a una atracción de feria como es la de Dumbo tienes que esperar más de media hora en subir (algo inaudito) y si es una atracción buena menos de hora y media de cola no te la quita nadie, porque al entrar pone ese tiempo y luego es más, ojo que nosotros fuimos entre semana de lunes, 27 de Junio, al 30 jueves, así que no quiero pensar lo que debe ser en fin de semana, mi consejo es que todos los días tengas programado que atracciones buenas quieres subir y te dirijas directamente a ellas y cojas el faspasst, para a continuación disfrutar del parque, ya que el hotel del Terror  a las 11’30 horas de la mañana daba tiquet para la tarde a ultima hora y al día siguiente cuando llegue sobre la misma hora ya estaban dadas todas las horas de ese día y lo malo de eso es que hasta que no consumas es faspasst no puedes coger otro… sistema que no me gusta nada, nada, nada.

Sin embargo he de reconocer que el espectáculo musical de Frozen dejaba encandilado tanto a mayores como a pequeños y supongo que pasara lo mismo con el que hagan en cada momento, pero hay que ir con tiempo para coger un buen sitio.


Disneyland está separado físicamente e incluso con horarios diferentes, en dos parques, en uno veras la magia del mundo de dibujos Disney o como dice mi sobrina este parque es para niñas y en el otro con más relación con el mundo cinematográfico, es más un parque para chicos, ya que tiene un nivel mayor de acción o atrevimiento que el otro y en verdad que este último ha crecido muchísimo comparado a cuando fuimos hace diez años, incorporando muy buenas atracciones y el otro lo veo estancado, con espectáculos de feria como Pinocho o Blancanieves algo anticuados.

En cuanto a los espectáculos callejeros comentar que han menguado extraordinariamente con respecto a nuestra anterior visita, que los personajes no aparecen espontáneamente en cualquier lugar, si no que tienen un horario y unos puntos donde la gente hace colas para una foto.

Hay que decir que la cabalgata del mediodía está muy bien realizada, con unas carrozas espectaculares y muchos personajes acompañándolas, pero peca en ser algo corta de duración, por la noche a desaparecido la cabalgata nocturna que hace diez años era espectacular y que ahora se ha sustituido por un espectáculo piro musical con hologramas y agua, entorno al castillo de Cenicienta, que no está mal pero que al cabo de cinco minutos de verlo resulta demasiado repetitivo.









Publicar un comentario