Seguidores

martes, 17 de septiembre de 2013

6. MOROS Y CRISTIANOS DE MUTXAMEL. APUNTEN Y FUEGO.


Cuando uno fotografía a gente menuda, puede pasar de todo pero obtener una sonrisa directa es muy difícil ya que cuando saben que les vas a realizar una foto suelen ponerse muy serios en el mejor de los casos, mientras que lo normal es que pasen de ti, en este caso eran cuatro piratillas entre ellos luchando a  disparos de mentiras y el cuarto con su espada, el caso es que poniéndome enfrente de ellos, los llame: ¡Chico! Os voy hacer una foto mientras me disparáis sin parar- entonces, me agache para estar a la altura de sus ojos, con lo que ello me cuesta dada la poca elasticidad que tengo, pero tuve que animarlos- ¡Vamos dispararme...!
El resultado fueron unas cuantas fotos de las que elegí esta, por estar apuntándome, por  la sonrisa picara de los chicos y esa pose del sujetarse el gorro de uno de ellos, lo ideal hubiera sido que el fondo estuviera desenfocado, pero siempre falla algo.

Publicar un comentario