Seguidores

miércoles, 22 de marzo de 2017

TRAS LA LLUVIA. PLAYA DE LA ALMADRABA Y LA ALBUFERETA DE ALICANTE.

La lluvia remitía y ya caía suavemente, así que cargados de paraguas y chubasqueros, salimos mi sobrina y un servidor, a ver lo que había provocado la fuerte lluvia y casi nos calan de arriba abajo los coches que a pesar de seguir lloviendo y los charcos acumulados en la carretera, se creen que pueden ir a la misma velocidad que con el asfalto seco, luego vienen los accidente y es que somos conductores de secano en esta zona.


A pesar de la poca lluvia que caía aun se apreciaba pequeñas cataratas que  desembocaban en la playa de la Almadraba.


En esta imagen se aprecia perfectamente la linea divisoria entre las aguas cerca de la orilla, turbias, sobre todo por los sedimentos arrastrados por el cercano barranco del Juncaret y la zona marítima más profunda.


Tras una lluvia fuerte, siempre paga las consecuencias del ímpetu del agua las tarimas de madera de la playa de la Albufereta.

El agua arrastra arena siempre en las mismas zonas de la playa de la Albufereta de Alicante.


El corte del paseo urbanizado que da a la arena de la playa enseguida se convierte en un escalón con minicatarata y broza.

Los lavaderos de los pies, mal situados en la arena, justo a los lados de la desembocadura del barranco Juncaret, siempre sufren en mayor o menor medida, las perdidas de arena por las lluvias torrenciales. Y es una escena que se repite varias veces al año, año tras año, no se podría correr los lavaderos cien metros más, alejándolos del movimiento exagerado de arena y ahorrando gastos de arreglo continuos.


Perspectiva del cauce del barranco.

Estando al otro lado, vi como en la zona donde desemboca el barranco en la playa y se ha comido la arena, unos chavales imprudentemente se adentran en sus aguas con el peligro de no ver el fondo, de ser tumbados por la fuerza del agua o golpeados por algún objeto arrastrado... menos mal que alguien consiguió que se volvieran para atrás... si estaban acompañados de adultos lo desconozco, ya que no pude verlo, pero si estaban solos fue una idea propia de la falta de miedo a esa edad y si estaban acompañados, una muestra más de que ser padre es fácil, pero ser buen padre es más difícil.


Un indicativo del tiempo que no se ha desbordado el agua por el barranco del Juncaret en la Playa de la Albufereta, es esta espuma, signo de que su canal estaba sucio.

Ya de vuelta a casa, desandamos el camino realizado y al pasar de nuevo por la playa de la Almadraba pudimos ver que yo no era el único que a pesar de la lluvia había salido a realizar fotos.


Solo decir que estas fotos corresponden al 20 de Octubre del 2016 y no a la mayor tercera histórica lluvia que hemos pasado en Alicante el pasado lunes 13 de Marzo del 2017, de ese acontecimiento subiré, cuando lleguemos cronológicamente a él, unas cuantas fotos del día despues en la Albufereta y una vaguada cercana que se convierte siempre en trampa peligrosa para los coches.

Publicar un comentario