Seguidores

lunes, 20 de marzo de 2017

PLAYA ALMADRABA, VELERO Y LA NOCHE.

Anochece…
Aunque no es excusa, pero lo diré, las fotos que vais a ver, están muy lejos de la idea que albergaba mi mente y aunque me propuse intentarlo otra vez, llegue tarde y el velero ya volvía estar amarrado en el agua, al resguardo del espigón del frustrado Puerto Amor.
Sin duda, es muy difícil en fotografía nocturna conseguir grandes cosas en medio de un entorno urbano, donde no puedes alejarte mucho del equipo para iluminar el entorno, porque si simplemente aumentas el tiempo de exposición, solo consigues que se quemen en exceso las zonas con iluminación artificial que sale en el plano, sin embargo hoy en día eso lo ha conseguido evitar algunos fabricantes como Olympus gracias a su software que permite acumular la luz que añadas a una primera toma, manteniéndose la intensidad que capturaste de la luz existente, con los parámetros que hayas elegido, además de permitirte ver previsualizaciones de la escena cada cierto tiempo que te sirven de orientación sobre lo que estas iluminando y no. Algo que no ocurre en las demás cámaras, incluidas la mía, en que tienes que esperar a que termines la exposición o esperar el doble del tiempo si has usado el reductor de ruido para entonces visualizar un error o un acierto, aunque si bien es verdad que con la práctica, los errores catastróficos se reducen considerablemente.
Al final los que os muestro, se quedan en fotos algo diferentes a lo habitual.


















Publicar un comentario