Seguidores

miércoles, 7 de agosto de 2013

LA MAL LLAMADA VILLA RENATA.

Silla rota y abandonada delante de la Villa Cabrafich mientras los últimos rayos amarillos del sol iluminan la montaña.

Sigo con mi pequeña batalla por llamar las cosas por su nombre, yo, el que siempre inventa erratas, pero que siempre que puedo intento corregir mis errores o gazapos, bien porque me corrigen o porque investigo, lo mismo me ocurrió con esta casona conocida de sobra por los vecinos como Villa Cabrafich o Torre Busot por la torre defensiva a la que se ha adherido con el tiempo este caserón y al que algún gracioso, por llamarlo de alguna manera, le dio por llamar Villa Renata.
Por eso a veces doy la batalla perdida cuando gente con cierto peso en el mundo de la fotografía nocturna da una charla y muestra fotos de este lugar con el nombre erróneo, que le vamos hacer, el rumor o el chisme se extiende a veces más que la  verdad.

Publicar un comentario