Seguidores

jueves, 22 de noviembre de 2012

14 - N. DANDO LA NOTA.

Uno no entiende que alguien sea capaz de encararse con una columna de más de trescientas personas salvo que sea para dar la nota y tener su momento de fama y así poder salir en la foto de los periódicos, ya que curiosamente el individuo que vemos de frente se dirigió directamente a este joven que no le había dicho nada de nada en busca de jaleo, es curioso que escogiera el momento en que los periodistas estaban cerca, que eligiera a un joven no una chica, la foto no quedaría tan bien, ni eligiera a alguien de su edad, es curioso que elevara el tono de voz , que gesticulara demasiado y que se aproximara a su interlocutor de forma ostensible para intimidarlo o provocar que el joven perdiera los estribos y aparecer como el pobre viejo que es agredido por un joven sindicalista… seguramente ese hombre si ve a una pandilla por la calle otro día y va el solo, seguro que no les dice ni mu y encararse con ello menos aun, de ahí que más que un acto espontaneo me pareció un acto premeditado.
Publicar un comentario