Seguidores

lunes, 23 de abril de 2012

CARRETILLA CIRCUMPOLAR.

En Julio fue cuando compre la reflex y en Agosto son las fiestas principales de Elche en Alicante y todos los 13 se celebra la Nit de l`Albá donde el cielo de la ciudad entorno a su basílica se ve inundado de fuegos pirotécnicos, el caso es que tras finalizar este espectáculo, a continuación se celebra una de las pocas “Guerras de Carretillas” que aun se celebran en nuestros días, si en el 2010, no me atreví a entrar por no ir preparado y me lleve el chasco de que las distancias de seguridad son tan enormes y tanta la gente curioseando que fue imposible alguna foto decente.

Así que este año fui preparado con pantalones largos, sombrero de tela en el bolsillo, pañuelo de bandido del oeste para la cara y una sudadera fina pero de manga larga que llevaba en la moto, el bolso de la cámara y el trípode entraron conmigo, no tenia a quien dárselos.

La batalla empezaba en teoría a las 00’30 h pero empezó con retraso por lo que pude hablar un poco con los chavales y así soltar un poco de los nervios que llevaba encima, dos horas después de descarga de adrenalina, aun sobrevivía, sin más herida que la sudadera agujereada y varias pedradas recibidas al chocar las carretillas contra mi cuerpo, por lo que decidí retirarme aunque quedaba una hora de guerra, no era cuestión de abusar de la suerte.



NIKON D 7000 el 14/08/2011.
CARRETILLA CIRCUMPOLAR a las 01’05 h.
Disparo en RAW.
Objetivo 18-200 mm VRII f/3’5-5’6G.
Focal 18 mm.
Enfoque AF-A con zona automática.
Modo de Exposición: Auto (flash apagado).
BW: Automático.
F/4.
Obturación: 1/60 seg.
ISO 400.
Estabilizador de Imagen VR Desactivado.
Reductores Desactivados.
Flash apagado.
Cielo: Con alguna nube.
Luna: 99 %. La noche anterior fue luna llena.
Contaminación lumínica: Fuerte Urbana.




Ya me diréis que os parece, pero esta es una foto en la que el sujeto no esta definido, el histograma es más de izquierda que un socialista, pero gracias a un pequeño movimiento de la cámara (totalmente involuntario) o yo que se, las chispas toman la seudoforma de una circumpolar en cuyo centro una carretilla arde.
Solo puedo decir que no me atreví a sacar el trípode y hacer una exposición larga, era un mar de dudas, todo ocurría muy rápido y solo pensaba en sobrevivir, tenia casi siempre la cámara delante de la cara para protegerme, aun, ni ahora, sabia manejar la cámara con soltura, apenas la tenia un mes y esta no era como mi reflex analógica que son diez o doce los parámetros y botones que tocar, en esta digital las posibilidades eran cientos y me sentía algo perdido, tan perdido que con los nervios me bloquee y no pude grabar ni un miserable video, en fin una experiencia única, en donde el peor enemigo al final era la falta de viento que hacia que el humo fuera peor que la contaminación lumínica.


 
Publicar un comentario