Seguidores

sábado, 30 de octubre de 2010

RETRASA UNA HORA TU VIDA.


Si hace poco más de un mes, el 23 de Septiembre, que era jueves dimos la bienvenida al otoño a las 5. 09 h. sin que casi nos enteráramos de esa transición estacional que se va instaurado paulatinamente en nuestro que hacer diario, obligándonos poco a poco a ser consciente de que debemos abrigarnos por la mañana y al atardecer porque refresca el tiempo y que sin embargo nos hace sudar al mediodía cuando el sol aprieta.
Ese momento en que dejamos de estar en verano y pasamos a llamarlo otoño es una transición gradual, todo lo contrario de lo que ocurrirá esta madrugada del domingo 30 de Octubre, donde a las tres habrá que retrasar una hora el reloj y ponerlo de un plumazo en las dos, en una transición drástica que nos adentra en el oscurantismo depresivo del invierno, eso sin contar la putada que tienen que sufrir aquellos que por desgracia tienen turnos nocturnos y para más mala suerte, hoy trabajaran una hora mas por el mismo precio, ni las de esos padres con niños pequeños que no entienden de directrices europeas y mañana se levantaran a la misma hora de siempre aunque sea una hora menos, por eso el treinta uno va a ser un domingo muy que muy largo.
Publicar un comentario