Seguidores

viernes, 17 de septiembre de 2010

CAMARÍN DE LA VIRGEN ASUNCIÓN Y LA HISTORIA DE ESTA.

CAMARÍN DE LA VIRGEN DE LA ASUNCIÓN DE ELX Y LA HISTORIA DE ESTA.

A veces uno no sabe, si siempre es así o ha tenido que estar en el sitio adecuado, en el momento gusto y esa es la sensación que sentí el pasado 11 de agosto, cuando tuve el privilegio de acceder al camarín de la Virgen Asunción en la basílica Santa Maria de Elx , siguiendo la estela de los Moros y Cristianos que a ella acudían para darle las gracias, tras su ofrenda de flores.



CAMARÍN.
P
or el primer hueco de la pared izquierda de la sacristía, se sitúa una escalera que accede al camarín de la Virgen de la Asunción. Es esta una pequeña estancia situada sobre la parte central del deambulatorio, de manera que comunica en sus cuatro frentes con diversas partes de la iglesia, estando iluminado tanto de noche como de día, los trescientos sesenta y cinco días del año.
Y allí estaba yo, con el último cristiano que llevaba las llaves del camarín y que amablemente permitió el disparo de estas fotos que ilustra esta entrada, no había tiempo para más, la iglesia estaba a punto de cerrarse para el ensayo del Misteri, faltaba tiempo, pero fue una experiencia fotográficamente hablando muy gratificante.
El camarín de la Patrona de Elx presenta forma de cruz griega y se halla totalmente recubierto con maderas talladas y doradas. Cuatro de sus paredes están decoradas con pinturas del artista ilicitano José Cañizares quien las realizó en 1965, donde nos muestra:
1.- El hallazgo de la Virgen en la playa del Tamarit.
2.- El traslado de la imagen a Elx.
3.- El entierro de la Virgen.
4.- Una alegoría de la Asunción y Coronación de la Madre de Cristo.
Existiendo cinco espacios más que aun están sin pintar.
Cuando la Virgen no se halla en su interior se cubre el bocaporte con un gran lienzo, movido por contrapesas, que representa a la misma Virgen Asunción, que fue pintado por el artista local Rodríguez S. Clement en 1940.
El camarín recibe luz exterior a través de una pequeña cúpula construida en su centro, que se halla adornada con vidrieras de colores y en sus conchas destacan los bustos en relieve de cuatro personajes, realizados por el escultor Sánchez Lozano en 1954 y que representan:
1.- Al doctor Caro (ilicitano que donó un importante numero de posesiones a la imagen de la Virgen).
2.- Al papa Pío XII (el cual proclamó el dogma de la Asunción de María en 1950).
3 y 4.- A San Alfonso María de Ligorio y San Bernardo (santos que dedicaron especial atención a la figura de la Virgen María).
Bajo esta cúpula se levanta un altar cuadrado construido en mármol rojo y adornado en sus cuatro frentes con monogramas marianos realizados en bronce. Sobre este altar, iluminado por dos grandes candelabros de bronce y mármol, se eleva un cúmulo de nubes, de forma cúbica, cincelado en plata y en el que se distinguen algunos ángeles y querubines, así como un nuevo monograma de María en su parte posterior.
Este cúmulo sirve de peana a la imagen de la Virgen de la Asunción que aparece situada sobre el mismo.




IMAGEN.
L
a figura de la patrona de Elche, la Virgen de la Asunción, es una talla de tamaño natural que nos presenta a María de pie y con las manos juntas en actitud de oración. Se trata de una imagen de vestir y, por tanto, se halla recubierta con ropajes en forma de túnica y manto -bordados con metales preciosos- que únicamente permiten la visión de su cabeza, manos y pies.
Los diferentes mantos que posee la talla, con los que es vestida conforme las distintas festividades litúrgicas anuales, se conservan en el museo parroquial.
La cabeza de la imagen está recubierta por una toca de tisú de plata que oculta su pelo y por una gran corona imperial, realizada por el platero oriolano Fernando Martínez en 1790, rematada por la figura del Espíritu Santo en forma de paloma que se posa sobre el escudo de la ciudad ilicitana.




TRADICIÓN.
L
a tradición nos cuenta, existe otra versión pero me gusta más esta, que la imagen de la patrona apareció flotando en un arca de madera en la playa Tamarit, actualmente perteneciente a Santa Pola, haya por los años 1265 o 1370.
La talla fue descubierta por el soldado guardacostas Francesc Cantó (Francisco Cantó) que galopo rápidamente a dar aviso del hallazgo al Concejo de Elche, el cual se desplazo hasta la playa, encontrándose con una figura mariana pobremente vestida y unos manuscritos donde se indicaba como debía festejarse a esta imagen, el llamado la consueta o libreto de la Festa o Misterio Asuncionista.
En el lugar de los hechos aparecieron gentes de Alicante y Orihuela, los cuales querían que la Virgen fuese llevada a sus respectivas localidades y eso que en la tapa del arca se leía una inscripción que decía: “Sóc per a Elx”
C
omo eran gentes de bien, no quisieron hacer uso de la fuerza ante la Virgen, optando dirimir sus disputas colocando el arca sobre una carreta tirada por un par de bueyes (en otras versiones es una mula) con los ojos tapados (¿De quien seria los animales?), en una encrucijada de caminos, los animales arrancan a andar y sin dudarlo emprendieron camino hacia Elche, llegando hasta las puertas de la ermita de San Sebastián, que era entonces Hospital de Caridad, donde fue depositada la Virgen.
Dice la tradición que pasado los años y finalizada la construcción de la actual iglesia de Santa Maria, los ilicitanos portaron la imagen de su patrona al altar mayor del nuevo templo, pero a la mañana siguiente siempre aparecia en el altar de la ermita de San Sebastián, ocurriendo estos hechos varias veces, ante lo cual el cabildo civil y eclesiástico, realizaron grandes rogativas a la Virgen para que permaneciese en el altar de Santa María, como así sucedió ante las suplicas de su pueblo.
Sin embargo la imagen original de la Virgen desaparece entre las llamas que asolaron el templo el 20 de febrero de 1936.
Tras la contienda, el imaginero valenciano José Capuz, labra una fiel talla de la anterior Virgen, representándose el 29 de diciembre de 1940 el hallazgo del arca con la figura de la patrona ilicitana en la propia playa del Tamarit con el fin de que la nueva imagen también fuese traída a la ciudad desde el mar.
En 1958 fue proclamada la Virgen Alcaldesa honoraria de Elche por el pleno del Ayuntamiento ilicitano y, como tal, ostenta los atributos correspondientes, es decir, el bastón de mando y la medalla con el escudo de la población.
Actualmente la Virgen sale de la basílica en procesión tres veces al año:
1.- El Domingo de Pascua, en la procesión en la que se simboliza el encuentro de la Madre María con Jesús resucitado, popularmente llamada de "Las Aleluyas", por lanzarse a su paso multitud de estampitas multicoles o aleluyas
2.- El 15 de agosto, tras la Roa, en la procesión que representa ser el entierro de María, portada yacente por los personajes de la Festa.
3.- Por último, el 29 de diciembre, en la festividad que conmemora su “Venida a Elche”. Saliendo de su camarín, entre el 16 y el 22 de agosto, donde es expuesta a la veneración de los fieles, también de forma yacente, sobre un gran lecho instalado ante el altar mayor de la Basílica.
En todo momento esta imagen es atendida por las denominadas camareras de la Virgen, institución establecida en Santa María desde muy antiguo -al menos desde el siglo XVIII- y formada por un conjunto de señoras de la población. Estas camareras, cuyo cargo es, generalmente, hereditario, se ocupan de vestir y desvestir la figura mariana, cuidar sus ornamentos, custodiar sus joyas, etc.

Información obtenida principalmente de la Guía de la Arciprestal e Insigne Basílica de Santa María de Elche de Joan Castaño García, archivero de la Basílica de Santa María y del Patronato del Misterio de Elche, WIKIPEDIA y de la obra La Virgen de la Asunción, patrona de Elche de Alejandro Ramos Folqués.

Publicar un comentario