Seguidores

lunes, 7 de diciembre de 2015

REMOLINO DE HOJAS.

Para este tipo de tomas tienes que buscar que tu motivo principal este situado en el centro del giro, ya sea una cara o un matojo verde de hierba rodeado de hojas secas (como son estas imagenes) para crear un cierto contraste con el centro, cierras el diafragma y en este caso al estar lo fotografiado en el suelo, te situas encima con las piernas abiertas para que no salgan y buscas un encuadre atractivo más o menos cerca y entonces giras, intentando realizar varias tomas con distinta velocidad de giro, cuando más lento es el movimiento más reconocible es el centro,  ojo, que no hay que girar la cámara entera que haciéndolo con alrededor de 45 grados sobra para crear ese efecto de movimiento circular.


Añadir leyenda

Publicar un comentario