Seguidores

domingo, 14 de octubre de 2012

TRES EN RAYA NOCTURNO.

NIKON D 7000 el 21/08/2012.
TRES EN RAYA NOCTURNO a las 00’59 h.
Disparo en RAW.

Objetivo 18-200 mm VRII f/3’5-5’6G.

Focal 18 mm.

Enfoque Manual, con hiperfocal.

Modo de Exposición: Manual.

BW: Automático.

F/3’5.

Obturación: 323’1 seg.

ISO 100.

Estabilizador de Imagen VR Desactivado.

Reductores Activados.

Flash apagado.

Cielo: Despejado.

Luna: 7 %.

Contaminación lumínica: Apreciable débilmente en el horizonte.



Aun seguimos en la sesión nocturna que hace dos entradas denominamos “ANTES de PELUCHO”, en esta ocasión la foto es una composición en la que jugué con el enfoque ya que no podía usar la hiperfocal por tener el primer matorral de juncos encima, así que enfoque manualmente en los juncos y tras un tiempo de exposición pase a la distancia de hiperfocal con un resultado desalentador ya que debido al mayor tiempo de la exposición en hiperfocal se ve el junco desenfocado y el cielo con un aspecto raro ya que algunas estrellas con el doble enfoque se han diluido como gotitas de luz.

Supongo que la técnica de doble enfoque no es aconsejable en objetos con cierto movimiento como las estrellas y vegetación, además estar contraindicado en exposiciones de más de treinta segundos, porque corres el riesgo de que el primer objeto enfocado se vea desenfocado. En verdad tengo muchas lagunas sobre este tema de ahí que os toméis estas opiniones como simples enunciados faltos de verificación.





Publicar un comentario