Seguidores

sábado, 9 de junio de 2012

¿LAS HOGUERAS SON ARTE O REFRITOS?

Son muchos los que critican que las Hogueras y las fallas se estén convirtiendo refritos que con pequeñas variaciones surgen y se queman en distintas localidades de la comunidad valenciana por el afán dinerista de los constructores.


En parte se podría dar la razón a los que piensan así porque algo de verdad tiene el párrafo anterior, pero aunque el dinero o la pela primen, no significa que aun así sean esas obras arte, porque aunque se perpetué su existencia efímera, siempre hay que tener en cuenta que la primigenia figura surge de la mente de un constructor, el cual es dueño y señor de su obra, del mismo modo que las comisiones de encargarle su monumento a quien quiera, todo depende de la honestidad del artista al vender su obra.


Ejemplo de estos refritos lo tenemos en la antigüedad con el ejemplo del discóbolo, mil veces copiado hasta convertirse en un icono del deporte sin nombre y apellido de su primer creador, también los tenemos en la actualidad con esos pequeños emoticonos que usamos para expresar emociones, personajes, profesiones, etc. De estos emoticonos hay mil y una versiones, con caracteres o dibujos, como versiones existe de un mismo cuento, que más da, si el cuentacuentos en cada ciudad que va narra la historia con pequeñas variantes, pues todas nacen de su imaginación y eso querid@s amig@s pese a quien le pese, es arte.


Definición parcial de arte: Actividad o producto realizado por el ser humano con una finalidad estética o comunicativa.


Todo el rollo anterior surge ante la imagen esculpida por Fran Santoja que acompaña esta entrada y que me encanta, el verla, hizo que pensara si la fuerza que veía en este rostro se trasladaría a su hermana mayor en el monumento… y dude, porque el arte es así.


Tal vez exista una tecnología capaz de agrandar cada milímetro de esta escultura a metros, pero aun de ese modo el resultado será parecido, pero no idéntico, de hecho año tras año, vemos las maquetas las especiales y simplemente comparándolas con el boceto dibujado ya encontramos más de siete diferencias, luego cuando la visitamos ya plantadas las diferencias aun son mayores, unas veces para mejor y otras para peor, pero eso ya seria otra historia.
Publicar un comentario