Seguidores

jueves, 12 de enero de 2012

CRONOLOGÍA DE UN TRONCO EMBARRANCADO

Todo fotógrafo guarda un secreto o dos, en caso de ser más de dos secretos los que escondes, ves pensando si en verdad estas hecho de puro egoísmo y puedes vivir con ello.

Yo no me he librado de este mal tan generalizado en el mundo de la fotografía, como también ocurre en tantos otros y he pecado guardando mi tesoro bien escondido, durante meses.

Os preguntareis porque lo publico ahora, muy fácil porque la respuesta es:
"Ya nadie más lo puede fotografiar."

Si antes no lo hice, fue por vergüenza, me costaba reconocer que había sucumbido a la tentación de no compartir con nadie una imagen que podía haber dado mucho más juego con una réflex que el que le saque con mi compacta.

Esta es la crónica de un Tronco Embarrancado haya por Mayo y como un servidor siempre que podía volvía al lugar de los hechos, para hacer fotos de la escena del crimen hasta que se acabo lo que se daba a finales de ese mismo mes, en total fueron siete visitas en un mes donde fotografíe los Moros de San Vicente, las Cruces de Mayo, donde surgió el movimiento 15 – M al que seguí y como no, asistí a la inauguración de la Exposición del Ninot, antesala de nuestras fiestas de Hogueras y aunque todo estos actos importantes plasme con mayor o menor fortuna, sin embargo, el que más impacto me causo, a titulo persona, fue mi primer vuelo en avioneta, una experiencia inolvidable gracias a Orlando que tuvo la gentileza de invitarme a surcar por unas horas los aires alicantinos.




SÁBADO 7 DE MAYO DE 2011.


Hacia unos días que entreví algo raro entre las rocas de la albufereta cuando iba por la carretera y no fue hasta la tarde del sábado cuando dándome un paseo descubrí un enorme tronco varado a escasa distancia de la entrada del pequeño puerto marítimo Costa Blanca.


DOMINGO 8 DE MAYO DE 2011.


Al otro día volví al lugar a una hora más tardía, quería captar imágenes nocturnas.



LUNES 9 DE MAYO DE 2011.


A la siguiente vez, lleve mi linterna Led lenser para dar algún toque de luz a la escena.



 
LUNES 9 DE MAYO DE 2011.

 

MIÉRCOLES 11 DE MAYO DE 2011.


A partir de entonces fui repitiendo mis pequeñas escapadas fotográficas, buscando captar ese momento mágico que nunca conseguía alcanzar, encuadrando ángulos nuevos, el tronco debía tener las horas contadas, eso pensaba yo, dado el peligro que entrañaba si volvía a quedar a la deriva en una zona de trasiego de barcas. Que equivocado estaba.



MIÉRCOLES 11 DE MAYO DE 2011.


MIÉRCOLES 11 DE MAYO DE 2011.


JUEVES 12 DE MAYO DE 2011.


Una vuelta más de tuerca con una panorámica.


JUEVES 12 DE MAYO DE 2011.



VIERNES 13 DE MAYO.


Aun no lo sabía pero iba a ser la última vez que fotografiaba el tronco dentro del agua.


A partir de entonces por una cosa u otra ya no pude volver, hasta mucho después.



LUNES 30 DE MAYO DE 2011.


No creáis que llevaba mucho tiempo fuera del agua, hasta hacia unos días lo seguía viendo de refilón entre las rocas desde el puente que cruza la Albufereta cuando pasaba, pero ayer ya no estaba en su sitio, lo que esperaba había sucedido, de otra manera a la que imaginaba, pero por fin, el tronco había dejado de ser un peligro latente, sin embargo da mucho de pensar que tardaran tanto en darle una solución, más de quince días, así somos y así nos va.

LUNES 30 DE MAYO DE 2011.



LUNES 30 DE MAYO DE 2011.
Este fue el ultimo día que lo ví.


Publicar un comentario