Seguidores

viernes, 9 de septiembre de 2016

HOGUERAS 2016. MASCLETA.

Me voy a saltar el orden temporal y en lugar de empezar con las distintas entradas referentes al evento que se celebro una hora antes de la mascleta, empezare contandoles lo que hace atractivo este concurso de mascletas que se celebra en Hogueras a las 14 h. y que no es el calor abrasador que a esas hora parece derretirte, para evitarlo existe tres alternativas: Una. Llevar poca ropa. Dos. Llevar sombreros, sombrillas y abanico o conseguir una gorra/sombrero de propaganda que los hay de simple papel y más elaborados. Y la tercera forma de evitarlo es hidratarse de agua, refresco o deshidratarse con una cervez fresquita, una paloma o cualquier otro liquido espiritual.

Pero por encima de todo el ver una mascleta no suele ser cosa de ir solo, es un acto grupal donde amigos, parejas o colegas quedan para montar chiringuitos varios o corros con los que ver pasar el tiempo hasta que se dispare la mascleta.

La mascleta es ideal para el almuerzo o un tapeo antes de comer al volver a casa o en cualquiera de los muchos sitios de restauración existentes.

Y de vez en cuando el equipo de la ciudad parece querer levantar el vuelo, quedándose el intento en una simple ilusión desde hace años, pero la moral no se pierde.



Aparte de las grandes marcas que se promocionan también están las batukadas con su atronador sonido.

Este año alguien se trajo a la madre de todos los palos de selfies del mundo y cuando se alzo en el cielo provoco el alboroto del personal deseoso de cualquier excusa para arma ruido.


Como podéis ver el balcon de esta señora da a la Plaza de Luceros, desde donde se tira la Mascletá, pero la buena señora es precavida y no se pone en la punta ya que alguna vez debe haberse llevado algun susto con algún artefacto pirotécnico.

Al seguir a las muixerangas para fotografiarlas tuve que conformarme con oir y ver la mascleta desde un mal lugar.

Al final, el pirotécnico da la vuelta a la plaza, mientras que el publico lo agasaja.


Los balcones cerca y sobre todo alrededor de la plaza de Luceros desde donde se lanza la mascleta suele ser lugares muy concurridos a esas horas y suele ser tradición que se puntue el espectaculo pirotecnico, con mayor o menor rigor.

Al final este evento multitudinario conlleva ver, oler, oír y sentir cosas de todo tipo, lo que para alguno sera atractivo, mientras que para otros sera agobiantes y nada atractivo. 

Publicar un comentario