Seguidores

jueves, 15 de diciembre de 2011

NOCTURNAS DE TORRE CONDE.

NIKON D 7000 el 01/12/2011.DUERME LA TORRE CONDE a las 05’26 h.
Disparo en RAW.
Objetivo 18-200 mm VRII f/3’5-5’6G.
Focal 18 mm.
Enfoque AF-M.
Modo de Exposición: Prioridad a la Obturación.
BW: 3030 K.
F/3’5.
Obturación: 349’4 seg.
ISO 200.
Estabilizador de Imagen VR Desactivado.
Reductores Activados.
Flash apagado. Iluminación con pequeño flash con filtros y linterna fria.
Cielo: Despejado.
Luna: 36 %. A la noche siguiente estaba en Cuarto Creciente.
Contaminación lumínica: Fuerte. Foto periferia Urbana.



NIKON D 7000 el 01/12/2011.
FIESTA EN LA TORRE CONDE a las 05’43 h.
Disparo en RAW.
Objetivo 18-200 mm VRII f/3’5-5’6G.
Focal 18 mm.
Enfoque AF-M.
Modo de Exposición: Prioridad a la Obturación.
BW: 3030 K.
F/3’5.
Obturación: 329’9 seg.
ISO 100.
Estabilizador de Imagen VR Desactivado.
Reductores Activados.
Flash apagado, linterna calida y una candela de 10.
Cielo: Despejado.
Luna: 36 %. A la noche siguiente estaba en Cuarto Creciente.
Contaminación lumínica: Fuerte. Foto periferia Urbana.









































Aunque esta no ha sido la primera vez que me acerco a la torre Conde de la Huerta alicantina, si es verdad que ha pasado casi un año de la ultima vez y cual a sido mi sorpresa que frente a la fuertísimo contaminación lumínica existente la anterior vez a eso de las siete de la tarde, hora en la que fui , producida por un centro deportivo cercano a la torre Conde y que tiene sus pistas de tenis o lo que sea, todas muy bien iluminadas.


Esta vez la cosa habia mejorado y a las cinco y algo de la madrugada cuando he llegado,  el centro deportivo dormía en completa oscuridad, aunque persistía la CL habitual por otro lado por estar fotografiando cerca de la ciudad.

En cambio, el problema mayor que tuve esta vez, fueron los dichosos matorrales que invadían la zona tras una pequeña temporada de lluvias y que dificultaban el desplazamiento alrededor de la torre, en el menor de los casos, siendo lo habitual la imposibilidad de llegar a ciertas zonas y si los rodeaba, tampoco servia de nada dada su gran altura, más de 1’80 m, eran auténticos muros, de hecho para hacer la foto con niebla del arco semiderruido, tuve que entretenerme en desbrozar un poco el matorral para poder retranquear el trípode apenas un metro más, después de media hora rompiendo ramitas.

En la segunda foto, a pesar de mis intentos de no cortar las estelas de la única candela que llevaba, no pude evitarlo del todo al ser imposible alejarme más por ese ángulo, sin embargo os lo pongo, soy así, lo único que he mejorado es que selecciono con la mascara las estelas, la invierto y luego con un pincel de pintar aumento su intensidad que debido a la CL se encuentra muy atenuada.

Supongo que esto que veis es el resultado del abandono que sufrió, sufre y sufrirá esta Torre de la Huerta y la casona anexionada a ella que se vinieron abajo en los noventa hasta que en el 2006 se procedió a una restauración que evito el cercano derrumbe de la torre, pero que no contemplo la restauración de la casa de campo anexa, de la que solo se mantuvo cuatro paredes y un arco de media punto (El cual se llevo mi ultima foto que salio impregnada de vaho y la humedad que al final invadió todo como una niebla).

El baluarte tras las obras recupero su altura original, estando dividido en una planta baja donde existen los restos de un posible aljibe y tres pisos más comunicados por una escalera helicoidal, antaño en su parte superior tuvo una campana con la que se avisaba en caso de avistamiento o ataque de los piratas. Al igual que muchas otras torres de la huerta está construida de mampostería y sillares en las esquinas para reforzarla, siendo el acceso a su interior por una puerta situada por encima del talud ha cierta altura.

Tras su restauración se vallo el perímetro que no duro mucho intacto y que ahora a desaparecido engullido por los chatarreros, supongo. Veremos cuanto dura este`patrimoni alicantino pues ya tiene signos de pintadas e intentos de horadar la torre para acceder a su interior.

Por cierto, mencionar que esa noche el grado de humedad ambiental era elevadísimo, termine con el chubasquero mojado y la sensación de estar crujido porque lentamente la humedad se introdujo por debajo de la ropa, enfriándome la espalda sobre todo.


NIKON D 7000 el 01/12/2011.
NIEBLA EN TORRE CONDE a las 05’43 h.
Disparo en RAW.
Objetivo 18-200 mm VRII f/3’5-5’6G.
Focal 18 mm.
Enfoque AF-M.
Modo de Exposición: Prioridad a la Obturación.
BW: Automático.
F/3’5.
Obturación: 108’95 seg.
ISO 100.
Estabilizador de Imagen VR Desactivado.
Reductores Activados.
Flash apagado.
Cielo: Despejado.
Luna: 36 %. A la noche siguiente estaba en Cuarto Creciente.
Contaminación lumínica: Fuerte. Foto periferia Urbana.
 
Las siguientes fotos son realizadas con  compacta, dos nocturnas y las otras dos de día, pero en distintas fechas como os señalo en los pies de foto.


KODAK Z950 el 08/01/2011.
LUNA SOBRE TORRE CONDE a las 18’55 h.
Disparo en JPGE.
Focal 6 mm.
BW: Automático.
F/3’5.
Obturación: 16 seg.
ISO 100.
Estabilizador de Imagen VR Desactivado.
Flash apagado.
Cielo: Despejado.
Luna: 12 %. Faltaba cuatro días para Cuarto Creciente.
Contaminación lumínica: Fuerte. Foto periferia Urbana.


KODAK Z950 el 08/01/2011.
PLANO GENERAL DE TORRE CONDE a las 18’42 h.
Disparo en JPGE.
Focal 6 mm.
BW: Automático.
F/3’5.
Obturación: 16 seg.
ISO 100.
Flash apagado. Iluminación con linterna luz fria.
Cielo: Despejado.
Luna: 12 %. Faltaba cuatro días para Cuarto Creciente.
Contaminación lumínica: Fuerte. Foto periferia Urbana.


Foto realizada el 21 de Enero 2008 sobre las 14'30 h.

Foto realizada el 21 de Enero 2008 sobre las 14'30 h.
Publicar un comentario