Seguidores

sábado, 26 de marzo de 2011

HOLA DE NUEVO.


¡Hola de Nuevo!
Tras más de veinte días sin ordenador, lo primero que quiero comentaros y a la vez hace hincapié, es en la importancia de programar de antemano las subidas a nuestro blog de todas aquellas entradas que tengamos terminadas, gracias a esa posibilidad, las dos últimos días del programa de carnaval de este año lo habéis podido ver, pues en esos días ya tenia el ordenador averiado.
Mientras mi computadora (antiguamente se usaba más esta palabra que “ordenador”) sufría un fallo multiorgánico que la llevo a pasar `por manos cualificadas de la informática, el mundo seguía su devenir accidentado y lo que parecía imposible en Alicante ha sucedido y el Ayuntamiento a pegado un tijeretazo a la mitad del presupuesto de la fiesta principal de la ciudad, las Hogueras, veremos lo que pasa este año, pero lo que esta claro que si esto, lo dicen como Valencia con un año de antelación y no faltando tres meses, seguro que este año no hubieran plantado más de diez hogueras.
Ya fuera de España, cerca de nosotros, una ola de protestas a barrido, barre y barrera, no sabemos por cuanto tiempo todo el norte de África, con distintos resultados, mejores o peores, con más o menos muertos según el país involucrado y cuyos efectos se han dejado notar con distinta intensidad en todo el mundo árabe y que ha provocado una tardía e inútil intervención externa en Libia, según pienso yo, dada su tardanza y las opiniones enfrentadas que existen entre todos los participantes e involucrados.
Por si esto no era bastante, en el confín del mundo, allá en el lejano oriente, Japón, se ha visto sacudido por el mayor sismo de su historia contemporánea y aunque en principio este no causo grandes destrozos, por desgracia fue seguido minutos después de un maremoto que ha disparado las cifras de muertos a decenas de miles y ha destruido ciudades e infraestructuras como si de una trituradora habláramos, sin embargo las desgracias no han terminado ahí y los nipones y todos los seres humanos del planeta, hemos asistido atónitos como la furia de la madre naturaleza ha destrozado todo los planes de seguridad de varias centrales nucleares, lo que ha provocado un desastre nuclear cuyas proporciones son aun difíciles de prever, pero cuyas heridas sin duda serán más difícil de curar que las provocadas por el terremoto y Tsunami juntos, ya que las consecuencias radiactivas afectaran tanto al pueblo nipón, como a las naciones cercanas y lejanas, esperemos que esto sirva para relanzar definitivamente las investigaciones y uso de energías renovables frente a las contaminantes, si queremos sobrevivir en este planeta.
La falta de ordenador en casa a conllevado de rebote que ayude algo más en casa o eso creo yo y de paso recuperar sueño atrasado al irme antes a la cama, sin embargo este apagón cibernético no ha impedido que vaya acumulando fotos en la tarjeta de memoria de la cámara hasta casi llenarla, en parte debido a que siempre llevo la cámara encima y al haber hecho pequeñas escapadas nocturnas por los alrededores de casa para fotografiar a la Torre Cipres o Boter, con y sin linterna, pues hay que practicar e incluso me acerque un domingo tarde antes de anochecer al Preventorio para probar en la oscuridad de sus paredes, la cámara actual y las linternas, ya que desde el año pasado no había vuelto por allí y la verdad es que no puedo quejarme, en principio por las fotos obtenidas con mi compacta.En cuanto a la experiencia humana de esa tarde-noche os la resumiré en que fue interesante, intensa y graciosa, tal vez algún día os cuente como transcurrió ese viaje solitario a las entrañas de las ruinas del Preventorio y como termine haciendo de Cicerone.
Lo malo es que ya ante acumulaba diversas fotos que enseñaros, como la del Galeón Andalucía y otras más, que ya veremos cuando las subo aquí, pues ahora me queda la ingente tarea de instalar los tropecientos mil programas que tenia, reordenar carpetas y mientras el tiempo pasa y Semana Santa esta al caer, sin que un servidor tenga preparado aun material grafico para esos días, lo cual, me lleva a pensar que a continuación viene Hogueras y me entra un desasosiego que ya veremos, aunque este año estoy mentalizado de que las Hogueras van a ser diferente, no solo por la crisis, sino porque la semana del 17 al 23 inclusive, estoy de noche con lo que solo podré ver la crema y quitándome horas de sueño, darme algún volteo por Alicante nada más salir de trabajar por la mañana o por la tarde en los días grandes de fiesta.
Lo único bueno es que ha llegado la primavera con lluvia y esperemos que continué dado que el invierno ha sido bastante seco.





Publicar un comentario